“Generación Parkland” dará voto castigo a Trump

- 08 de agosto de 2019 - 00:00
Estudiantes sobrevivientes del instituto Marjory Stoneman Douglas, de Parkland, participan en la llamada Marcha por Nuestras Vidas, en Nueva York.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

El grupo que sobrevivió a la masacre de estudiantes en Florida sufragará en las próximas elecciones. Ellos piden el control de armas que evita el Gobierno.

Los tiroteos del fin de semana en Texas, Ohio y Chicago enlutaron a los estadounidenses, sobre todo a la comunidad latina que reside en ese país, blanco de uno de los ataques de sesgo racista más letales en años.

Según los observadores, el dolor y la solidaridad que desencadenaron las tragedias- con un total de 31 víctimas mortales y decenas de heridos- no pasarán rápidamente al olvido, sino que probablemente tendrán efectos profundos en el debate político estadounidense en los próximos meses electorales.

Es que las matanzas de El Paso (Texas) y Dayton (Ohio), sacudieron a importantes sectores sociales ya sensibilizados desde antes por la violencia armada, compuestos en gran medida por jóvenes y minorías raciales.

Los hechos ocurren en momentos en que demócratas y republicanos comienzan a buscar apoyo de cara a las elecciones del año que viene. Sin embargo, en  el centro de esos grupos sociales están el creciente electorado latino y la llamada “generación Parkland”, signada por la masacre de estudiantes de febrero de 2018 en un colegio de Florida, y que podría modificar el resultado de la elección.

La muerte de 17 jóvenes en aquel episodio desató una protesta que se volvió viral y masiva contra la venta indiscriminada de armas, y ese reclamo permanece mayormente desatendido a nivel federal.

Los jóvenes de esta generación están altamente motivados para ir a votar pese a que no es obligatorio en Estados Unidos, donde colocan las leyes sobre la tenencia de armas al tope de sus inquietudes y creen firmemente en su capacidad y las convocatorias por redes sociales para transformar la política.

“Tienen mucha energía y lograron cambiar la conversación”, dijo  el analista político Max Paul Friedman, académico de la American University de Washington.

“Si acuden de manera masiva, eso podría modificar el resultado”, agregó.

En ese sentido, Fred Guttenberg, padre de una de las víctimas de la matanza del año pasado, afirmó en Twitter, luego de la doble masacre del fin de semana, que “este país tiene que enfrentar los hechos; tenemos un problema con las armas. Necesitamos elegir líderes que hagan algo al respecto”.

Numerosos dirigentes demócratas acusaron a Trump de alentar el odio racial y la xenofobia, después de que se publicara una carta racista del atacante en Texas. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: