El G-20: El crecimiento global parece estabilizarse

- 10 de junio de 2019 - 00:00
Japón, la tercera economía más grande del mundo, fue la sede de este encuentro de ministros de Finanzas del Grupo de los 20, por primera vez desde su fundación en 1999.
Tomada de Internet

En la reunión en Japón, los ministros de Finanzas pusieron énfasis en las diferencias que tienen Estados Unidos y China, por lo que admitieron que esto tendría un impacto mundial negativo.

Los ministros de Finanzas y responsables de bancos centrales del Grupo de los 20 cerraron, en Fukuoka (Japón), una cumbre con la promesa de usar todas las políticas a su alcance para proteger el crecimiento global.

En el comunicado, indicaron que los riesgos para el comercio y la tensión geopolítica se están intensificando.

No se refirieron de forma directa a la guerra de aranceles entre Estados Unidos y China, aunque los participantes indicaron que era su principal preocupación.

“Seguiremos evaluando estos riesgos y estamos listos para tomar más medidas”, señaló el comunicado.

Además, reafirmaron su compromiso de utilizar todas las herramientas de política para conseguir un crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado, y salvaguardar los riesgos de efectos negativos.

Pese a los riesgos, el comunicado del G-20 mencionó que el crecimiento global parece estabilizarse y las proyecciones generales apuntan a que cogerá ritmo moderado este año y parte de 2020.

Relación China y Estados Unidos

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire, manifestó que “las conversaciones han mostrado que estamos muy preocupados por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que tendría un impacto muy negativo en el crecimiento global”.

Por ello, instó a Washington y Beijing a resolver sus diferencias a través de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

“Quiero insistir en este asunto porque ya es hora de que impidamos que la disputa comercial entre Estados Unidos y China tenga un profundo y negativo impacto a largo plazo en el crecimiento global”, dijo Le Maire.

Mientras que Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), fue directa en sus advertencias sobre el posible coste de las subidas de aranceles y otras represalias entre Estados Unidos y China.

“La principal amenaza viene de continuar las tensiones comerciales”, señaló Lagarde, tras acotar que el FMI estima que los aranceles reducirían el nivel del Producto Interno Bruto (PIB) global en 0,5% para 2020, o alrededor de $ 455.000 millones.

“Para mitigar estos riesgos, insisto en que la prioridad es resolver las tensiones comerciales actuales, incluyendo eliminar los aranceles existentes y evitar otros nuevos”, enfatizó la representante del FMI.

En días anteriores Lagarde presentó las perspectivas de crecicimiento de Estados Unidos. Reiteró que “nadie gana en una guerra comercial”. Alertó sobre “la senda insostenible” de ascenso en la que se encuentra su deuda,  ofreció un sombrío panorama sobre indicadores sociales.

Destacó reducción en la esperanza de vida y recordó que hay casi 45 millones de estadounidenses que viven en la pobreza. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: