Frida, la perrita rescatista, se jubiló tras 10 años de labores, incluso en el terremoto de Ecuador

- 25 de junio de 2019 - 13:10
La imagen de Frida con su uniforme de rescatista se hizo famosa a nivel mundial.
Instagram superfriida

Su curriculum es impresionante. Colaboró en Haití, cuando un terremoto lo azotó en 2010. Estuvo en Ecuador, aquel trágico 16 de abril de 2016 que sembró el luto en el país con el sismo que arrasó varios cantones de Manabí y Esmeraldas.

En 2013 estuvo en la Torre de Pemex, en México, cuando una explosión por acumulación de gas cobró la vida de 37 personas; también en México, ayudó a buscar sobrevivientes en los terremotos del 7 y 19 de septiembre de 2017.

Estos fueron algunos de los eventos a los que acudió Frida, una perra labrador que se convirtió en un símbolo de la lucha de los rescatistas. El can pertenece a la Secretaría de Marina de México y el lunes 24 de junio se jubiló con honores en el marco de la conmemoración del Día Internacional del Rescatista.

Frida estuvo acompañada por militares y personal civil en la ceremonia de su jubilación. Foto Facebook Secretaría de Marina

Frida tiene 10 años 2 meses y 12 días de edad y durante una década ayudó a rescatar personas en diversas emergencias. Más de 50 personas, 12 de ellas con vida, fueron halladas en medio de escombros gracias a los instintos de este animalito, que tiene su propia cuenta de Instagram (superfriida) y ha inspirado muñecos, juguetes y cuentos.

En su memoria y la de su guía, el maestre Israel Arauz, las autoridades de Puebla, ciudad afectada por el sismo del 19 de septiembre de 2017, erigieron un monumento.

En la ceremonia, el almirante Eduardo Redondo Aramburo, subsecretario de Marina, señaló que “después de 10 años de servicio activo en la Armada, nuestra querida Frida comienza una nueva etapa en el retiro. Frida se robó el corazón de todo México y de miles más allá de nuestras fronteras”.

Frida entregó el uniforme característico de los canes de rescate: sus gafas, el chaleco y los escarpines azules con los que se protegía las patas.


Su ladrido siempre dio esperanza, y en momentos de dolor e incertidumbre trajo alivio”, indicó el oficial. “Frida encarna mucho significado de lo bueno que puede surgir en medio de una tragedia, y lo mucho que podemos hacer si actuamos como una sociedad unida y solidarizada”.

Finalizó diciéndole a la perrita: “Haz cumplido con tu misión con honor, haz unido el corazón de México. Buena mar y mejores vientos a nuestra querida Frida”. (I)

En Puebla fue erigida una estatua en memoria de Frida y su guía. el maestre Israel Arauz. Foto @TonyGali

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: