Ecuador, 16 de Agosto de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Francisco y Benedicto XVI conviven en el Vaticano

Francisco y Benedicto XVI conviven en el Vaticano
03 de mayo de 2013 - 00:00

Ciudad del Vaticano.- El Papa emérito Benedicto XVI regresó ayer al Vaticano  después de permanecer dos meses en Castel Gandolfo, donde residió durante dos meses tras hacer efectiva su renuncia el 28 de febrero pasado.

El papa Francisco lo recibió personalmente a las puertas del monasterio Mater Ecclesiae, en el Vaticano y le dio la bienvenida “con gran y fraterna cordialidad”. Después rezaron juntos en la capilla del edificio, según informó el Vaticano.

El Papa emérito se alojará en el convento Mater Ecclesiae, reformado para la ocasión y localizado en los apacibles jardines del Estado más pequeño del mundo y a pocos metros de la Casa Santa Marta, donde reside Francisco.

Se trata de la primera vez en la historia que dos papas conviven dentro de las murallas del Vaticano, los dos vestidos de blanco y con el título de “Su Santidad”.

El papa alemán Joseph Ratzinger llegó a las 16:45 al helipuerto del Vaticano, donde  fue recibido por el decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano; el secretario de Estado, cardenal Tarcisio Bertone; y el presidente del Governatorato (gobernador de pequeño estado), el purpurado Giuseppe Bertello.

Benedicto XVI, de 86 años, “ahora está feliz por volver al Vaticano, donde pretende, como él mismo dijo el 11 de febrero -día en que anunció su renuncia- dedicarse al servicio de la Iglesia, sobre todo con la plegaria”, precisó el portavoz, Federico Lombardi.

Ratzinger también prometió cuando se despidió de los cardenales “respeto incondicional y obediencia al nuevo Papa”, por lo que unos observadores vaticanos, conociendo su personalidad y discreción, aseguran que no habrá interferencias. Sin embargo, otros afirman que será una relación compleja, ya que el actual papa Jorge Mario Bergoglio, cuando era cardenal argentino, fue el gran rival hace ocho años de Ratzinger en el cónclave que lo escogió como Sumo Pontífice, tras la muerte de Juan Pablo II.

Aunque Benedicto XVI llevará la vida de oración que ha elegido con su renuncia al pontificado y vivirá atendido por las cuatro consagradas de la comunidad “Memores Domini”, no se descarta que se encuentre con Francisco  en sus paseos por los jardines vaticanos e intercambien opiniones, en especial, sobre  la reforma del aparato curial y sobre el informe  del caso “Vatileaks”, que se refiere al escándalo desatado tras el robo y filtración de documentos reservados del ahora Papa emérito, que sacudió a la cúpula de la Santa Sede en 2012.  

Además, Benedicto XVI vivirá en su nueva residencia con un pequeño grupo de asistentes, entre ellos su secretario privado y hombre de confianza, el obispo alemán Georg Gänswein, quien además es el prefecto de la Casa Pontificia, la persona que dirige la oficina que organiza la agenda papal, fija las audiencias solemnes y privadas, dispone las ceremonias pontificias -excepto la parte estrictamente litúrgica- y coordina los preparativos de sus viajes.

El vocero papal desmintió de nuevo que el Papa emérito se encuentre gravemente enfermo como aseguraron medios de prensa españoles tras aparecer muy agotado, más delgado, apoyándose con un bastón y con la voz muy débil durante el histórico encuentro el 23 de marzo pasado en Castel Gandolfo con Francisco.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media