Ecuador, 24 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Francia y Austria se ponen más duros contra los antivacunas

La Asamblea Nacional de Francia ha aprobado este domingo por 215 votos a favor, 58 en contra y siete abstenciones la ley del Pase Vacunal que podrá ahora aplicarse de inmediato por el Gobierno. Con esta ley no basta una prueba negativa, sino que habrá que demostrar que se cuenta con la pauta completa de vacunación para acceder a espacios públicos.

El Pase Vacunal, que sustituye al Pase Sanitario, podría empezar a utilizarse esta misma semana para frenar el repunte de casos de COVID-19 provocado por la variante ómicron.

Los franceses "esperan que estemos a la altura", con "un sentido del interés general", ha defendido la secretaria de Estado de Autonomía del Ministerio de Sanidad, Brigitte Bourguignon, al principio del debate, según recoge la televisión francesa BFMTV.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, no ha estado presente, ya que está afectado por el propio virus tras dar positivo el pasado jueves.

Con este Pase Vacunal, será necesario demostrar que se ha completado la pauta de vacunación para acceder a restaurantes, bares, actividades de ocio como el teatro, cines o pabellones deportivos o incluso tomar un tren de alta velocidad. Así, una prueba PCR o de antígenos negativa ya no será válida para el acceso. Sí seguirá siendo válida para el acceso a hospitales y residencias de mayores.

Los menores de 12 a 15 años tampoco se verán afectados por el Pase Vacunal pase de vacunación y será suficiente con el pase sanitario.

Los diputados han dedicado más de 35 horas a la revisión y examen del texto, ha explicado el diputado de La República en Marcha Richard Ferrand.

El texto ha contado con el apoyo de la mayoría de gobierno --La República en Marcha (LREM), Movimiento Democrático (MODEM) y Unión por la Organización-- y con algunos diputados de Los Republicanos y el Partido Socialista.

Austria busca obligar a la vacunación desde febrero

El Gobierno austriaco ha presentado este domingo el proyecto que prevé la vacunación obligatoria contra el coronavirus para mayores de 18 años a partir del 1 de febrero, con lo que se convierte en el primer país de la UE en adoptar una medida similar.

La principal novedad es que eleva de 14 a 18 años la edad de vacunación obligatoria, primero de los cambios menores que podría sufrir el texto para lograr un mayor apoyo en el Parlamento, informa la televisión pública austriaca, ORT. La votación está programada para el próximo jueves.

Tras la aprobación se prevé que se instalen controles en calles y carreteras para comprobar si los ciudadanos están vacunados con referencia al Registro Nacional de Vacunación, que ya existe.

El texto prevé excepciones a la vacunación como el caso de mujeres embarazadas o las personas que no puedan vacunarse por motivos médicos. Quienes hayan dado positivo y superado la enfermedad tienen un plazo ampliado de seis meses.

En la primera fase, desde el 1 de febrero y hasta el 15 de marzo, la norma no prevé sanciones para los no vacunados. Desde entonces, se podrían imponer multas de entre 600 y 3.600 euros. La norma no incluye penas de prisión. Una posible tercera fase incluye, si fuera necesaria, la designación de citas obligatorias para la vacunación.

El plan lo ha presentado el canciller, Karl Nehammer, junto a la ministra para la UE, Karoline Edtstadler; y el ministro de Sanidad, Wolfgang Mueckstein. Nehammer ha explicado que espera contar con los votos de la coalición de gobierno --Partido Popular y Los Verdes-- y también con el Partido Socialdemócrata de Austria (SPO) y del partido liberal Neos. El partido de ultraderecha Partido de la Libertad de Austria (FPO) sigue en su postura antivacunas.

"No se trata de una lucha entre vacunados y no vacunados", sino del "bien común", de "preservar la libertad" ha argumentado el primer ministro Nehammer, que ha recordado que él mismo se contagió, pero gracias a la vacunación "siempre tuve la confianza de que no tendría que ingresar en un hospital".

Austria es uno de los países de la UE con una tasa más baja de vacunación. El sábado unas 27.000 personas se manifestaron en Viena contra la vacunación en un acto respaldado por el FPO en el que se pudieron ver saludos nazis. Hubo varias detenciones por realizar el saludo nazi y por no llevar mascarilla.

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media