El FMI ratifica respaldo a las políticas de Argentina

- 23 de julio de 2018 - 00:00
El presidente de Argentina, Mauricio Macri, se reunió en Buenos Aires con la directora del FMI, Christine Lagarde.
Fotos: AFP

El Gobierno argentino recibió el sábado 21 de julio un fuerte respaldo a su plan económico en el marco de la cumbre de Finanzas del G20 que se realizó en Buenos Aires, aunque con advertencias sobre el cumplimiento de las metas comprometidas con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La directora del organismo, Christine Lagarde, consideró que la economía argentina evidenció “grandes avances”, entre los cuales destacó un “descenso de la volatilidad” en el mercado de cambios.

Pese al regaño por el aumento de la inflación, la funcionaria expresó su confianza en el gobierno.
“No tengo dudas de que las metas fiscales serán logradas. Estamos preparados para proveer cualquier tipo de ayuda necesaria”, manifestó.

Para Lagarde, “la situación mejorará en 2019 y la inflación bajará” para entonces, cuando terminará el mandato de Macri que puede aspirar a una reelección.

Sin embargo, Lagarde advirtió que la inflación alcanzó “un nivel alto” y recordó que las metas comprometidas “deben ser alcanzadas”.

La inflación en Argentina fue el 16% en el primer semestre y en junio tuvo su mayor registro mensual en dos años (3,7%), mientras la meta anual trazada por el Banco Central es el 27%.

Por su parte, Francia también manifestó su respaldo al gobierno liberal del presidente Mauricio Macri.
“Es una política valiente y necesaria. El gobierno tomó buenas decisiones y camina en la dirección correcta”, indicó a la AFP el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire.

El Gobierno argentino rebajó el viernes a 2,7% del PIB la meta de déficit fiscal para 2018, que antes era el 3,2%.
Mientras que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, remarcó que “es importante la consistencia del programa y cumplir todas las metas”. “La meta fiscal es mi área, ambas tienen que ser alcanzadas”.

Para ello proseguirá con una drástica reducción de gastos que incluye despidos, congelamiento de contrataciones, recortes de subsidios y de obras públicas, entre otras medidas que causaron huelgas y protestas.

A finales del mes pasado, los sindicatos realizaron una huelga general contra el ajuste y el acuerdo con el FMI que paralizó el país durante 24 horas, tras lo cual el gobierno ratificó el rumbo económico.

El desempleo llega a 9% de la fuerza laboral y la pobreza afecta al 25,7% de la población, según la última medición de finales del año pasado. La corrida cambiaria aumentó a 40% la tasa de interés de referencia, la más alta del mundo, con el consiguiente impacto en el nivel de actividad.

El viernes organizaciones sociales, sindicales y partidos de izquierda marcharon por Buenos Aires para repudiar la presencia de Lagarde y el acuerdo con el FMI. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: