La imagen del FMI es traumática para los argentinos

- 12 de mayo de 2018 - 10:49
Argentinos se manifiestan frente al Congreso contra las negociaciones del gobierno con el FMI en Buenos Aires.
Foto: AFP

El gobierno de Mauricio Macri redobló sus contactos para sumar apoyos a su plan económico y también extendió la solicitud de crédito al BM, el BID y el CAF.

“Tengo 66 años y he vivido muchas crisis financieras en este país”, comenta Mabel Chamatropulos, exempleada bancaria para quien el anuncio de que Argentina buscará una línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es “un deja vu a épocas terribles”.

Como ella, muchos argentinos fueron sorprendidos con la decisión del presidente Mauricio Macri de acudir al FMI para atajar fuertes turbulencias financieras que llevaron a una devaluación del peso argentino de más de 7% en un día y a subir la tasa de interés a 40%.

En Argentina, marcada por crisis cíclicas con hiperinflación, devaluación y bloqueo de cuentas, el FMI es mala palabra y mencionarlo cambió el ánimo.

“Sería triste que nos transformemos en una sociedad de clase baja con pocos ricos. Espero que esto no sea como 2001”, cuando Argentina entró en una crisis económica y social y se declaró en cesación de pagos, dice Natacha, de 46 años, en el centro de Buenos Aires.

Ricardo Rouvier, sicólogo social y consultor de opinión pública, sostiene que “la reacción del gobierno de acudir a la ayuda del FMI reaviva viejos fantasmas.

“Históricamente, la imagen del FMI ha sido bastante traumática para los argentinos”, coincide Jorge Fidler, contador de 72 años, con relación a la crisis económica. “Es difícil de digerir”.

La crisis de hace 17 años derivó en el desempleo de uno de cada cinco argentinos, millones se hundieron en la pobreza y algunos pasaron hambre. El peso, que estaba vinculado al dólar, perdió casi el 70% de su valor.

Los bancos congelaron los depósitos y colocaron barricadas metálicas, mientras miles de manifestantes intentaban infructuosamente retirar sus ahorros.

Veintisiete personas fallecieron en protestas y saqueos en diciembre de 2001 a medida que la segunda mayor economía de Sudamérica se desplomaba.

En 2003, Argentina solicitó su último préstamo al FMI, por $ 10.000 millones, que fue saldado en 2006 bajo el mandato de Néstor Kirchner. Un sondeo efectuado por los encuestadores D’Alessio Irol/Berensztein señaló que el 75% de los habitantes siente que solicitar ayuda al FMI es una medida errónea.

Peso sigue en caída
La moneda argentina aceleró su depreciación y superó los 24 pesos por dólar al promediar la jornada de este viernes 11 de mayo, tocando su precio más alto, mientras el presidente Mauricio Macri se reunió con el ministro de Hacienda tras iniciar las conversaciones con el FMI.  

A tres horas y media de la apertura de los mercados, el dólar se vendió a 24,24 pesos, el 4,21% más caro que el cierre del jueves. En el mercado informal, el dólar se cotiza a 23,55 pesos.

Macri recibió al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que regresó de Washington adonde acudió en pos de auxilio crediticio del FMI por un monto estimado de $ 30.000 millones, según cifran los analistas.

Dujovne llegó a Buenos Aires la mañana de este viernes 11 de mayo procedente de Washington, tras reunirse con la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, quien le expresó “su respaldo a las reformas realizadas por Argentina”, según una nota oficial.

El ministro argentino de Finanzas, Luis Caputo, anunció que el país también pidió ayuda financiera al Banco Mundial (BM), al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y al Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

“Hacienda inició conversaciones con el Fondo Monetario Internacional en Washington y, paralelamente, hablé con las autoridades del Banco Mundial (BM), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Todos se comprometieron a participar también del financiamiento que negocia el Gobierno”, declaró el ministro Caputo a Infobae.

Los gobiernos de Estados Unidos y de China apoyaron el viernes 11 de mayo la petición de un crédito realizado por la administración de Mauricio Macri al FMI para afrontar la crisis por la abrupta depreciación del peso. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: