Khashoggi fue estrangulado y descuartizado en el consulado saudí

- 31 de octubre de 2018 - 09:17
Varios responsables y medios de comunicación turcos han acusado al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, de estar detrás del asesinato.
Foto: AFP

La Fiscalía turca que investiga el asesinato del periodista opositor saudí Jamal Khashoggi en el consulado de su país en Estambul, confirmó que el reportero fue estrangulado y su cuerpo descuartizado a continuación.

La Fiscalía difundió esta información en una declaración escrita, un día después de reunirse con el fiscal jefe saudí encargado de investigar el caso.

El documento de la institución judicial hace constar que "Jamal Khashoggi fue asesinado mediante estrangulamiento, de forma planificada de antemano, inmediatamente después de entrar el 2 de octubre de 2018 en el consulado de Arabia Saudí en Estambul para recoger unos documentos relativos a su matrimonio".

"El cuerpo de Jamal Khashoggi fue eliminado mediante descuartizamiento, también de forma planificada, después de que se le hubiera matado por estrangulamiento", detalla el mismo comunicado.

Turquía dudó este miércoles 31 de octubre de la voluntad de Arabia Saudita de "cooperar sinceramente" con la investigación sobre el asesinato de Khashoggi, ante la falta de respuestas sobre los instigadores del crimen y la localización del cadáver.

Un alto responsable turco afirmó a la agencia AFP, bajo anonimato, que los responsables sauditas intentan sobre todo "obtener las pruebas" que tienen las autoridades turcas "contra los autores del asesinato".

"Hemos pedido a los responsables sauditas informaciones sobre el lugar donde se encuentra el cuerpo de Jamal Khashoggi y la identidad del presunto cómplice local", agregó esa fuente, insistiendo en la petición turca de que los 18 sospechosos detenidos en Arabia Saudita sean extraditados a Turquía "para que rindan cuentas de sus actos".

El cuerpo de Khashoggi, un periodista que colaboraba con el Washington Post, no ha aparecido, y Riad afirma que tras el asesinato fue entregado a un "colaborador local".

Ante la presión internacional, Arabia Saudita acabó reconociendo el asesinato del periodista en su consulado en Estambul durante una operación "no autorizada", pero las distintas versiones que ha dado al respecto han suscitado escepticismo.

Varios responsables y medios de comunicación turcos han acusado al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, de estar detrás del asesinato, mientras que Riad intenta exculparlo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP