De cómplice de Abdeslam

Fiscales de Francia y Bélgica se reúnen tras hallazgo de ADN

- 21 de marzo de 2016 - 09:18

El ADN de un cómplice de Salah Abdeslam, identificado este lunes, fue hallado en material explosivo utilizado en los ataques de París, indicaron fuentes francesas mientras que en Bruselas el principal fiscal antiterrorista francés se encontraba reunido con su homólogo belga.

La fiscalía federal belga anunció este lunes haber identificado a Najim Laachraoui, un hombre de 24 años conocido bajo la falsa identidad de Soufiane Kayal, como uno de los cómplices de los comandos que cometieron los atentados de París.

Laachraoui continúa en paradero desconocido pero se sabe que viajó a Siria en febrero de 2013, añadió la fiscalía.

Su ADN fue hallado en "el material explosivo utilizado en los ataques", indicó en París una fuente cercana a la investigación.

En la capital francesa, el presidente François Hollande, que espera que la extradición de Abdeslam, un francés de 26 años, pueda concretarse "lo antes posible", recibirá esta tarde a los representantes de las familias de los 130 muertos y centenares de heridos de los ataques del 13 de noviembre.

Los investigadores esperan que la detención de Abdeslam arroje un poco de luz y abra nuevas pistas sobre la organización de los ataques así como la red en Europa del grupo Estado Islámico (EI), que reivindicó los atentados.

Abdeslam fue detenido el viernes en la comuna de Molenbeek en Bruselas, a sólo 500 metros a vuelo de pájaro de su casa familiar. Las autoridades habían perdido el rastro de Abdeslam el 14 de noviembre en Bruselas, un día después de los ataques.

El principal fiscal antiterrorista de París, François Molins, se encuentra reunido este lunes en Bruselas con Frederic Frederic Van Leeuw, su homólogo belga, y tenían prevista una conferencia de prensa por la tarde.

Según Molins, Abdeslam -que creció en Bélgica- tuvo "un papel central en la constitución de los comandos del 13 de noviembre" y participó en la llegada de algunos de los yihadistas a Europa así como "en la preparación logística de los atentados".

Fue además el encargado de comprar el material para confeccionar los cinturones explosivos y alquiló el coche que usó el comando de la sala de conciertos Bataclan así como una apartamento en las afueras de París.

"Marcha atrás" 

Molins declaró además que Abdeslam había confesado durante los primeros interrogatorios que "quería hacerse estallar en el estadio de Francia", la noche de los atentados pero que finalmente "dio marcha atrás".

Estas afirmaciones provocaron la protesta del abogado de Abdeslam, Sven Mary, que aseguró constituían "una violación" de la instrucción.

El miércoles está previsto que el detenido comparezca ante la Cámara del Consejo —una jurisdicción de instrucción— que decidirá si prorroga la orden de arresto belga. Según Sven Mary, "la orden de arresto belga será prorrogada y seguirá la investigación".

El letrado, contratado por la familia de Abdeslam y uno de los más conocidos de Bélgica, cree que habrá que esperar primero a ver qué sucede con este proceso en Bélgica antes de una posible extradición a Francia, como pide París, en el marco de una orden de arresto europea.

La decisión definitiva sobre su extradición tiene que tomarse en un plazo de 60 días a partir de la fecha de su arresto o de 90 si ejerciera su derecho a recurrir.

Cómplice 

Por otra parte las autoridades belgas comprobaron que otro sospechoso, Soufiane Kayal se llama en realidad Najim Laachraoui. El hombre fue controlado en un vehículo el 9 de septiembre, bajo su falsa identidad, en la frontera austro-húngara junto a Salah Abdeslam y Mohamed Belkaid.

Belkaid, un argelino de 35 años, murió el martes en un allanamiento en la comuna de Forest, lo que aceleró la captura de Abdeslam. La policía halló en esa vivienda allanada rastros de Abdeslam.

Los investigadores creen que Laachraoui y Belkaid estuvieron en contacto telefónico con algunos de los comandos que estaban en París el 13 de noviembre.

Otro sospechoso también es objeto de una orden de captura. Se trata de Mohamed Abrini, que acompañó en coche a Abdeslam y su hermano Brahim —que se hizo estallar en las calles de París— el 10 y 11 de noviembre para dos ida y vuelta Bruselas-París utilizados, según la investigación, para alquilar los escondites en la región parisina utilizados por los comandos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: