Familiares de bebés robados están satisfechos con sentencia a Videla

05 de julio de 2012 - 20:02

El juzgamiento de Jorge Rafael Videla, Reynaldo Bignone entre otros involucrados en el secuestro y desaparición de bebés en la dictadura argentina causó alegría desbordante en los afectados, sus familiares y amigos. Muchas de las personas perjudicadas estuvieron presentes en el juicio que se llevó a cabo esta tarde.

Entre las víctimas se encuentra  Macarena, la nieta del poeta argentino Juan Gelman, que fue localizada en el año 2000 en Uruguay, donde nació mientras su madre estaba detenida, y que hoy se sumó a la celebración de las organizaciones humanitarias en Buenos Aires.

"Es una sentencia histórica que confirma el plan sistemático de robo de bebés y, en mi caso, se reafirman condenas de Videla y Bignone, es muy positivo. Empezar a ver las caras de los responsables es una señal de que la Justicia avanza", dijo en declaraciones a Efe.

"Esta causa ha sido suficiente para demostrar que había un plan sistemático, para mí es algo muy positivo", insistió la joven.

También para Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, hay motivos para celebrar porque "hemos logrado que se reconozca que fue un plan sistemático, que tuvieron esa aberrante idea de que nosotros no íbamos a criar a nuestros nietos, pero viajamos por todo el mundo para encontrarlos".

Según estimaciones de organizaciones humanitarias, 105 niños robados durante la dictadura han recuperado su identidad, aunque aún hay más de 400 denuncias pendientes por casos similares y unas 300 familias han depositado datos en bancos de ADN con la esperanza de recuperar a sus hijos y nietos robados.

Unas 30.000 personas detenidas clandestinamente desaparecieron durante la dictadura, según estimaciones del Gobierno argentino y organismos humanitarios.