Kofi Annan, una vida de entrega a la ONU

- 18 de agosto de 2018 - 12:36
El carismático y silencioso diplomático de carrera será recordado como el secretario general estrella de Naciones Unidas y probablemente el líder más popular de la organización.
Foto: Archivo / AFP

El diplomático ghanés y Nobel de la Paz murió en Berna tras una breve afección. Ecuador, líderes y figuras mundiales destacan su legado en defensa de los DD.HH.

Kofi Annan, quien murió este sábado 18 de agosto a los 80 años, condujo Naciones Unidas durante los difíciles años de la guerra de Irak y del trauma de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Annan, nacido en Ghana y primer secretario general oriundo del África subsahariana, fue reconocido por haber elevado el perfil de la ONU durante su mandato de dos períodos, de enero de 1998 a diciembre de 2006.

El carismático y silencioso diplomático de carrera será recordado como el secretario general estrella de Naciones Unidas y probablemente el líder más popular de la organización.

Esto a pesar de que dos de los capítulos más oscuros de la ONU -el genocidio de Ruanda y la guerra de Bosnia- sucedieron bajo su mandato como jefe de mantenimiento de la paz.

"He procurado poner a los seres humanos en el centro de todo lo que hacemos, desde la prevención del conflicto y el desarrollo hasta los derechos humanos", dijo Annan en su discurso de 2001, luego de aceptar el Premio Nobel de la Paz.

En ese momento, mientras el mundo se tambaleaba por los ataques del 11 de septiembre, Annan y la organización recibieron conjuntamente el honor "por su trabajo por un mundo mejor organizado y más pacífico".

Escalando desde adentro 

Annan, el séptimo secretario general, dedicó cuatro décadas de su vida laboral a Naciones Unidas y fue el primer jefe que ascendió desde las filas de la organización.

Después de dirigir los recursos humanos de la ONU y luego su oficina de presupuesto, fue nombrado jefe del departamento de mantenimiento de la paz en 1993, cargo que ocupó hasta que fue catapultado al puesto más alto de la ONU cuatro años después.

En los últimos años, Annan regresó al escenario diplomático para dirigir una comisión asesora en Birmania sobre la crisis en el estado Rakáin.

Había animado al gobierno birmano a otorgar la ciudadanía a los musulmanes rohinyá. Más de 700.000 rohinyás fueron expulsados de Rakáin en una campaña militar el año pasado.

También creó una fundación dedicada a la resolución de conflictos y se unió al grupo The Elders, una organización no gubernamental conformada por figuras internacionales que regularmente debaten sobre cuestiones mundiales.

Los fracasos de la ONU 

En su autobiografía Intervenciones: una vida en la guerra y en la paz, Annan escribió que soñaba con unas Naciones Unidas que sirvieran "no solo a los estados sino también a los pueblos" como "el foro donde los gobiernos son responsables de su comportamiento hacia sus propios ciudadanos".

Pero la incapacidad de la ONU para cumplir con esa promesa en Ruanda y Bosnia definieron el mandato de Annan como secretario general, escribió.

Los cascos azules se retiraron de Ruanda en 1994 durante el sangriento caos y un año después el organismo mundial falló en proteger su propia "área segura" en Srebrenica cuando las fuerzas serbobosnias rodearon y mataron a cientos de hombres y niños musulmanes.

Estrella de rock de la diplomacia 

Mientras Ruanda y Srebrenica oscurecieron su mandato como jefe de mantenimiento de la paz, Annan hizo su transición a su nuevo papel como jefe de la ONU con facilidad.

Rápidamente se convirtió en un rostro familiar en televisión, su nombre apareció en los titulares de los periódicos, y fue un invitado muy solicitado en eventos de gala y cenas en Nueva York.

A menudo fue descrito como una "estrella de rock de la diplomacia".

Annan debió su nombramiento a Estados Unidos, que había vetado un segundo mandato para el egipcio Boutros Boutros-Ghali luego de que las relaciones se deterioraran, pero a menudo mostró su independencia de las principales potencias.

Irritó a Estados Unidos al decir que la invasión de 2003 en Irak era "ilegal" porque no fue respaldada por el Consejo de Seguridad de la ONU.

De Ghana a Ginebra 

Nacido en Kumasi, la ciudad capital de la región de Ashanti de Ghana, Annan era hijo de un ejecutivo de una empresa comercial europea, la compañía United Africa, una subsidiaria de la multinacional anglo holandesa Unilever.

Asistió a un internado fundado por metodistas a la edad de 13 años y fue a la universidad en Kumasi antes de recibir una beca para estudiar en Estados Unidos.

Estudió Economía en la Macalester College en Minnesota y administración en el Massachusetts Institute of Technology.

En 1965, Annan se casó con Titi Alakija, una mujer nigeriana de una familia adinerada. Tuvieron una hija, Ama y Kojo, pero la pareja se separó a fines de 1970.

Se casó por segunda vez en 1984 con Nane Lagergren, un abogada sueca de Naciones Unidas y sobrina de Raoul Wallenberg. Tuvieron una hija, Nina.

Tras terminar su segundo mandato como jefe de la ONU, Annan pasó a desempeñar roles de mediación de alto perfil en Kenia y Siria. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: