Expresidente colombiano señalado como responsable del exterminio contra la Unión Patriótica

La Unión Patriótica fue el movimiento político de izquierda más importante del país.
11 de enero de 2021 06:00

Tras una reciente investigación periodística, publicada en el diario El Espectador, el periodista Alberto Donadio comprobó que el reconocido agente secreto israelí, Rafi Eitan, fue contratado por el Gobierno colombiano; un secreto que permaneció por 36 años oculto.

Según Donadio, una fuente secreta le comentó sobre dos reuniones que tuvo Virgilio Barco, presidente de Colombia de 1986 a 1990, con el espía que se hizo famoso por la captura en Argentina de Adolf Eichmann, el nazi encargado de transportar a los judíos a los campos de concentración en la Segunda Guerra Mundial.

Eitan llegó al país para elaborar un diagnóstico de cómo acabar con la guerrilla. En una de esas reuniones el israelí recomendó exterminar a los líderes políticos de la Unión Patriótica (UP), el partido de izquierda que surgió de un acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC.

Durante el periodo de Gobierno de Barco, el asesinato de los miembros de esta colectividad política se incrementó de manera exponencial.

Según el Centro Nacional de Memoria Histórica, 3.122 miembros de la Unión Patriótica fueron asesinados durante el exterminio que se inició en 1986 y que se prolongó muchos años después, cuando Barco dejó de ser presidente.

Entre las víctimas del exterminio hay dos candidatos presidenciales, los abogados Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo Ossa, cinco congresistas en ejercicio, Leonardo Posada, Pedro Jiménez, Octavio Vargas, Pedro Valencia, Manuel Cepeda; 11 diputados, 109 concejales, varios exconcejales, 8 alcaldes en ejercicio, 8 exalcaldes y miles de militantes más.

Según datos presentados ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, las víctimas totales de la UP son más de 6.000, sumando asesinatos, desapariciones, torturas, desplazamientos forzados y otras violaciones de derechos humanos.

En una columna en el medio alternativo Los Danieles, como columnista invitado, Donadio aseguró que una fuente del Gobierno de Barco le contó sobre la reunión donde Eitan pedía ser contratado para encargarse personalmente del asesinato de los miembros del partido político de izquierda. Según el periodista, los militares obligaron al presidente Barco a rechazar la oferta, pues ellos querían ser quienes hicieran el trabajo.

"Cómo surgió y se desarrolló la matanza gota a gota de la UP es uno de los más escondidos capítulos de nuestra historia reciente. Lo más grave es que hay razones para pensar que el presidente Barco tuvo un papel determinante en el exterminio de este conglomerado cercano al Partido Comunista", asegura en el texto el periodista.

De acuerdo al columnista, el consejero de paz de Barco, Carlos Ossa Escobar, oficializó en 2011, ante una notaría que en ese momento le expresó al ministro de Defensa, general Rafael Samudio Molina, su preocupación, pues todos los días estaban matando a un integrante de la UP. El general Samudio le contestó: “A ese ritmo no van a acabar nunca”.

El expresidente Virgilio Barco falleció en 1997 luego de retirarse de la vida pública al ser diagnosticado con cáncer y Alzheimer. (I)

Contenido externo patrocinado