Exgobernador pide fin del bloqueo

10 de febrero de 2014 00:00

Charlie Crist, exgobernador de Florida, calificó como “una reliquia ineficaz” el bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba y pidió levantar esa medida, reseñaron ayer medios periodísticos norteamericanos.

El demócrata, de 57 años de edad, dijo en un comunicado enviado a la prensa que esa política coercitiva no logró nada en más de 50 años de existencia y ahora es el momento de ponerle fin.

A su juicio, si Washington elimina el bloqueo permitiría a agricultores, fabricantes y a la industria de la construcción de Florida establecer relaciones comerciales con la nación caribeña para venderle productos y servicios, lo cual impulsaría la economía y la creación de empleos.

Crist se suma así a empresarios y personalidades del estado sureño que en las últimas semanas abogaron por el levantamiento del cerco de la Casa Blanca.

El bloqueo estadounidense ha costado al pueblo cubano más de un billón de dólares.

La comunidad internacional ha condenado y exigido el levantamiento inmediato de esa medida durante 22 años consecutivos ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

Efectos de la Celac
Y esta declaración llega poco después de la celebración de la cumbre de presidentes de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (Celac), que reunió a 33 jefes de Estado del hemisferio en la isla.

La cita fue interpretada como un espaldarazo de la región a Cuba y una protesta contra la política de Estados Unidos, que desde el triunfo de la Revolución Cubana promueve su política de aislamiento.

Días después de la cumbre presidencial de la Celac, Ben Rhodes, viceasesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, en alusión al bloqueo, dijo: “Hemos estado abiertos a explorar cambios en nuestra relación (con Cuba) y cambios en una política (estadunidense) que, francamente, no ha tenido éxito a la hora de llevar más libertades a los cubanos”.

El funcionario recordó que el presidente Barack Obama ya realizó cambios en la política hacia Cuba al flexibilizar, en su primer mandato, los envíos de remesas y los viajes a la isla, y reiniciar las conversaciones migratorias, entre otros.

Pero Rhodes aclaró que el impedimento sigue siendo el encarcelamiento en La Habana del contratista estadounidense Alan Gross, detenido desde diciembre de 2009 y condenado a 15 años de cárcel acusado de espionaje.

“Mientras tengas a alguien encarcelado de forma injusta, a alguien que, además, está sufriendo en términos de su situación humanitaria, eso presenta un obstáculo. Así que nos gustaría ver que Alan Gross sea liberado”, agregó.

Del otro lado del Atlántico también hay signos de apertura. Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) tienen previsto aprobar hoy el permiso para negociar un acuerdo bilateral con Cuba.

Los Veintiocho aprobarán como punto sin debate la directiva de negociación de un acuerdo para el diálogo político y la cooperación con La Habana que ha sido consensuado ya a nivel de embajadores europeos, de forma que podrían iniciarse los contactos entre la UE y las autoridades cubanas este mismo mes, según fuentes diplomáticas.

El objetivo es ampliar los ámbitos de cooperación con la isla, acompañar sus reformas y, asimismo, fomentar mayor respeto de los derechos humanos.

Contenido externo patrocinado