Pedro Sánchez apoya exención de visa Schengen

- 23 de enero de 2020 - 00:00
El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, enfatizó tras la reunión: “¡Nuestras relaciones con España son sólidas!”.
Foto: Secom

Ecuador debe ser muy cauteloso en mostrarse como un país digno de recibir este beneficio, según expertos. Ola migratoria de zonas en conflicto dificulta el proceso.

El presidente español Pedro Sánchez reiteró este miércoles 22 de enero de 2020, una vez más a su par ecuatoriano, Lenín Moreno, su apoyo para la exención de la visa Schengen para los ecuatorianos, cuya solicitud irá a la Unión Europea (UE).

El encuentro entre ambos mandatarios se dio en el marco del Foro Mundial Económico que se desarrolla en Davos, Suiza.

En julio de 2018, el jefe de Estado de Ecuador viajó a España y uno de los temas a tratar con su homólogo europeo fue justamente la eliminación de este visado.

Pero antes, en diciembre de 2017, cuando Pedro Sánchez era secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), también le extendió su apoyo a Moreno para la exención del visado ante la UE, que ya ha aprobado a otros países latinoamericanos como Colombia y Perú.

La visa Schengen es el documento emitido por las autoridades competentes a la parte interesada, para visitar o circular dentro y fuera del espacio Schengen.

El espacio Schengen está compuesto por 26 países que han acordado permitir la libre circulación de sus ciudadanos dentro de él como un solo país.

De los 26 países vinculados por el Acuerdo de Schengen, 22 son parte de la UE y los otros cuatro forman parte de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC).

El espacio Schengen abarca la mayoría de los países europeos, a excepción del Reino Unido y naciones como Rumanía, Bulgaria, Croacia, Chipre e Irlanda, que pronto formarán parte del acuerdo. Sin embargo, hay países que no forman parte de la UE, como Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein, aunque pertenecen al espacio Schengen y comparten la política de libre circulación.

Esta solicitud se inició en 2016. De concretarse, los ecuatorianos podrán transitar libremente, por 90 días, cada seis meses y con fines turísticos, familiares o de estudios a corto plazo, por la zona Schengen.

Desde el punto de vista del catedrático de Estudios Sociales y Globales, Esteban Nicholls, la Unión Europea lidia con el flujo migratorio de poblaciones de Asia y África, que huyen de situaciones en conflicto. Eso dificulta la celeridad del trámite a favor de Ecuador. “Por el surgimiento de partidos de extrema derecha que tienen ahora tendencias fuertes antimigrantes, no veo que sea algo fácil y rápido (la exención)”.

A criterio del internacionalista Marcelo Fernández de Córdova, la eliminación del visado permitirá tener mayores alcances en temas de contactos, comercio y movilidad.

Fernández de Córdova reflexiona que aún hay que esperar el desarrollo de las conversaciones y luego de ello, que se llegue a otras instancias. “Esto tendrá que ser aprobado por el Parlamento y tener el apoyo generalizado o al menos que no se opongan en las votaciones”.

Para ello recomienda que los encargados de buscar apoyo en Europa, deben recalcar que somos “un país serio, que controla y que está en contra del narcotráfico”, recalcó el internacionalista.  

No obstante, enfatizó que Ecuador ha demorado en buscar este beneficio con el que ya cuentan Colombia y Perú.

Visa Schengen
Libre movilidad desde 1995
Tras la firma del acuerdo Schengen, 26 naciones abrieron la circulación de bienes, personas, servicios y capital, en armonía con unas normas comunes de control de fronteras. Se estableció la cooperación policial y judicial contra la delincuencia.  

5 países firmaron el acuerdo inicial el 19 de junio de 1985: Francia, Bélgica, Alemania, Países Bajos y Luxemburgo.

Entrada en vigencia
Aunque la libre movilidad se ejercía en los países firmantes desde 1985, poco a poco se sumaron más naciones. En febrero de 2008 Liechtenstein fue el vigésimo sexto país firmante. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP