Eta golpea el estado de Florida con inundaciones y fuertes vientos

Reportes locales indicaron que se registran vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora; la tormenta avanza por el este de Key West.
09 de noviembre de 2020 09:30

La tormenta tropical Eta golpeó Florida la noche del domingo y amenaza con convertirse en huracán de categoría 1 al tocar tierra estadounidense, donde sus lluvias torrenciales y fuertes vientos ya produjeron cortes de electricidad tras azotar Cuba.

Eta abandonó Cuba en la mañana del domingo y salió al Atlántico rumbo al sur de Estados Unidos sin haber dejado víctimas en la isla, tras un paso destructivo por Centroamérica.

A las 22:00 locales (04:00 del lunes), la tormenta soplaba con vientos máximos sostenidos de 100 km/hora y se encontraba 130 km al este de Key West, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami.

Imágenes de televisión mostraban las calles inundadas en todo el sur de Florida mientras decenas de miles de clientes experimentaban cortes temporales de electricidad, según la compañía local Florida Power & Light. Eta podría intensificarse en huracán de categoría 1 con vientos de entre 119 y 153 km/h, durante su paso por la península floridana.

"Se pronostica un fortalecimiento adicional durante las siguientes horas y se espera que Eta se convierta en huracán a medida que se acerque o esté sobre los Cayos de Florida", escribió el NHC.

Todo el sur de Florida está bajo advertencias o avisos de huracán, incluyendo Miami y Fort Lauderdale. "Aunque el centro de la tormenta pudiera pasar por los Cayos de la Florida, esperamos ver efectos severos aquí en Miami-Dade y hasta en Broward", dijo en conferencia de prensa el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, refiriéndose a los condados que albergan Miami y Fort Lauderdale.

"Puede haber vientos máximos sostenidos de entre 40 y 60 millas por hora (64 a 96 Km/hora) hasta las 02:00 del lunes", añadió.

Los residentes de las zonas afectadas desplazaron sus coches a áreas altas, fueron llamados a desalojar y algunos tapiaron las ventanas de sus negocios.

"La mayor preocupación definitivamente es la inundación", dijo Dan Hayes, del restaurante Margaritaville de Key West, al canal local 10. "Por eso decidimos no abrir este lunes, nos preocupa la seguridad de nuestro personal".

Los cayos del sur de Florida suspendieron las clases el lunes y los sitios de pruebas de covid-19 fueron fueron cerrados temporalmente. (I)