Estudiantes chilenos regresan a las calles

09 de agosto de 2012 - 00:00

Santiago.-

Una violenta protesta estudiantil se registró ayer en Santiago, donde tres buses del transporte público fueron quemados y se registraron fuertes enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes que reclaman un cambio al sistema educativo. 

Los estudiantes querían marchar por la Alameda, la principal avenida de la capital, pero la Intendencia desechó esa solicitud y propuso dos recorridos alternativos que fueron rechazados por la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios, convocante de la marcha.

Pero con la intención de transitar por la Alameda, los jóvenes se concentraron a partir de las 10:00 hora local en las aceras de la Plaza Italia y en el aledaño Parque Bustamante, y la tensión se elevó cuando los estudiantes comenzaron a ocupar la calzada y a entorpecer el tráfico.

En el momento en que estos trataron de avanzar hacia la Alameda, los carabineros (policía militarizada) emplearon  carros lanza aguas y gases, así como personal montado a caballo, para dispersar a los estudiantes, que a su vez lanzaron piedras y otros objetos a los policías. 

En las cercanías de Plaza Italia, tres autobuses de transporte público fueron quemados, sin que en principio se reportaran heridos. Según el Ministerio de Transporte, manifestantes encapuchados detuvieron los buses y obligaron a bajar a los choferes y pasajeros, para luego incendiarlos.  

Se estima que la movilización reunió a unas 5.000 personas y fue respaldada por los universitarios, agrupados en la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech).

Tras protagonizar el año pasado más de 40 marchas por Santiago y cinco en el transcurso de 2012, los estudiantes convocaron a esta nueva marcha en busca de una reforma al sistema educativo que acusan no ha sido oída por el gobierno del derechista Sebastián Piñera.

“La paciencia se va agotando dentro de los estudiantes. (...) Hemos hecho todos los esfuerzos para buscar espacios de encuentro con el gobierno y el Parlamento”, señaló a la cadena CNN Chile el presidente de la federación de estudiantes de la Universidad de Chile, Gabriel Boric.

Por su parte el ministro de Transporte, Pedro Pablo Errázuriz, repudió la quema de los autobuses. “Repudiamos enérgicamente estos actos y esperamos que la justicia adopte las medidas para identificar y sancionar a este grupo de vándalos”, afirmó el ministro.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: