Estados Unidos prohíbe algunos cigarrillos electrónicos con sabores

15 de enero 11:45

Estados Unidos ha prohibido los cigarrillos electrónicos de sabores, excepto los de aroma a tabaco y los mentolados, ante el aumento de su consumo entre adolescentes y la proliferación de una enfermedad pulmonar mortal vinculada al uso de estos productos, que ha provocado medio centenar muertes en todo el país.

La nueva normativa, anunciada el pasado 2 de enero de 2020 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), da un plazo de 30 días a las compañías para detener la distribución de cartuchos con sabores. Si no lo hacen, y también si no toman las “medidas adecuadas” para prevenir al acceso de los menores a sus productos, se expondrán a acciones regulatorias.

“Estados Unidos nunca ha visto una epidemia de uso de sustancias crecer tan rápido como esta actual epidemia del uso de cigarrillos electrónicos entre los jóvenes”, ha dicho en un comunicado el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar.

El objetivo es prevenir el vapeo entre los más jóvenes, dijo Azar, quien en septiembre había anunciado que todos los sabores, incluido el de mentol, serían prohibidos.

La industria del tabaco y del vapeo se movilizó todo el otoño boreal para presionar a Trump para que diera marcha atrás en su compromiso, advirtiéndole del costo potencial de empleos en el sector y de votos durante las próximas elecciones presidenciales.

A fines de noviembre del 2019, el Congreso aprobó una ley que aumentó de 18 a 21 años la edad mínima para comprar productos de vapeo, que entrará en vigencia después del verano.

El compromiso anunciado por la FDA inicialmente dejará en el mercado cigarrillos electrónicos que no funcionan con este tipo de cartuchos y que se venden principalmente en tiendas especializadas, las 'vape shops'. (I)