El presidente Barack Obama declara 4 días de duelo por las víctimas del tiroteo en Dallas

La mecha racial se enciende en EE.UU.

- 09 de julio de 2016 - 00:00
Foto: AFP

Desde enero de este año se contabilizaron 509 muertes a manos de agentes policiales en el país. Esta semana dos afroamericanos fueron asesinados.

Noticias relacionadas

Cuatro días de luto e izado de las banderas a media asta como señal de duelo declaró el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tras el tiroteo ocurrido en la noche del jueves en Dallas, en el que fallecieron 5 policías y 9 personas resultaron heridas.

Los ciudadanos de Nueva York, Los Ángeles, Atlanta y Dallas efectuaron el jueves una marcha simultánea para rechazar los últimos incidentes de violencia policial con tintes raciales  que terminaron en la muerte de Alton Sterling y Philando Castile.

La Policía informó que dos francotiradores posicionados en dos garajes de aparcamiento abrieron fuego aprovechando la protesta pacífica en Dallas.
Micah Xavier Johnson, considerado el autor del tiroteo, estuvo en Afganistán con el Ejército de EE.UU. entre noviembre de 2013 y julio de 2014, según medios locales.

El país ha vivido repetidos episodios de tensión racial desde hace más de un año, especialmente tras la muerte en Ferguson (Misuri) en agosto de 2014 del joven afroamericano Michael Brown a manos de un agente blanco que luego fue exonerado de todos los cargos.

Tras el incidente Obama señaló que Estados Unidos está “horrorizado” por la matanza de policías y agregó que no hay justificación para tal violencia. “No hay contradicción entre apoyar a los agentes del orden público y trabajar para desarraigar la parcialidad dentro del sistema judiciario”.

Según el proyecto The Counted (informe estadístico), del diario The Guardian, indica que desde comienzos de 2015 ocurrieron más del doble de asesinatos policiales entre ciudadanos afroamericanos que entre norteamericanos blancos.

El exlíder de derechos civiles, el congresista John Lewis, dijo que los eventos de la semana subrayaron cómo “las cicatrices y manchas de racismo están todavía profundamente arraigadas en la sociedad americana”.

Lewis, que marchaba con Martin Luther King en Selma, Alabama, en el movimiento de derechos civiles, añadió en Twitter: “me golpearon con sangre por agentes de Policía. Pero nunca los odié. Le dije: ‘Gracias por su servicio’”.

Michelle Alexander, profesora y experta en el tema del racismo sistémico contemporáneo, señaló que actualmente hay más hombres afroamericanos en las cárceles de Estados Unidos, o en libertad condicional, que los que estaban esclavizados en 1850.

Robert Goldman, experto en procedimiento penal y derecho constitucional en la Facultad de Derecho de la Universidad de Saint Louis, explicó que una ley de Misuri -de vieja data- da a la Policía amplias facultades para disparar a matar si “razonablemente consideran” que el acusado “ha cometido o intentado cometer un delito grave” y el uso de la fuerza es imprescindible para proceder a su arresto.

Aunque la norma es inconstitucional, encontrar un jurado que lo determine es algo complejo, y si se trata de un jurado de mayoría blanca que juzga a un afroamericano, aumenta la dificultad.

Desde enero de este año se contabilizaron 509 muertes a manos de agentes policiales en Estados Unidos. De ellas, 123 personas eran afroamericanos, según datos del diario The Washington Post, a falta de datos exhaustivos oficiales. La fuente no distingue entre actuaciones policiales justificadas y no justificadas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP