Estado brasileño de Manaos regresa al toque de queda debido al colapso sanitario por el covid-19

Reino Unido prohibió la entrada de vuelos provenientes de Latinoamérica.
14 de enero de 2021 19:27

Este jueves 14 de enero, las autoridades del estado brasileño de Manaos -en el Amazonas- anunciaron un nuevo toque de queda debido al colapso sanitario por la presencia del coronavirus (covid-19) en la región.

“Se acabó el oxígeno y algunas unidades de salud se convirtieron en una especie de cámara de asfixia", dijo Jessem Orellana, de la Fundación Fiocruz-Amazonia.

La región amazónica "produce cantidades significativas de oxígeno, pero hoy nuestro pueblo precisa oxígeno y solidaridad", añadió Orellana.
Mutaciones
Cabe destacar que en Brasil se anunció la aparición de dos mutaciones diferentes del coronavirus, una en Río de Janeiro y otra en Manaos. Las mismas son analizadas por las autoridades sanitarias debido a su potencial para profundizar la crisis sanitaria que se vive a nivel mundial a causa de la pandemia.

Todavía no se conocen datos sobre qué tan contagiosa o agresiva es la variante hallada en Río de Janeiro, en el linaje B.1.1.28. Hasta hace tres semanas la variante estaba restringida al estado de Río de Janeiro, pero las autoridades sanitarias pensaban que era cuestión de tiempo para que llegara a otros lugares del país.

La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carisse Etienne, apuntó que “si seguimos siendo diligentes, tenemos el poder de controlar este virus, pero si nos relajamos, que nadie se equivoque, 2021 puede ser mucho peor que 2020”.

Brasil es el epicentro de la pandemia en Latinoamérica. El gigante suramericano acumula más de 8,3 millones de personas infectadas y 207.095 decesos por cuenta del virus. Se espera que Brasil inicie su campaña de vacunación contra el covid-19 a partir de este mes.

Reino Unido prohíbe entrada de vuelos de Latinoamérica

Reino Unido tomó la decisión de prohibir de manera temporal, desde este viernes 15 de enero, todos los vuelos provenientes de 14 países de América Latina como medida preventiva frente a la nueva cepa del coronavirus que se encontró en Brasil.

A finales de diciembre fue el Reino Unido el que quedó incomunicado con el resto del mundo debido al cierre de fronteras terrestres y aéreas que decenas de países le impusieron para evitar la propagación de la cepa hallada en el archipiélago británico, que es entre 50% y 70% más transmisible que las cepas conocidas.

El domingo 11 de enero, Japón anunció el hallazgo de una nueva variante del virus en la Amazonía brasileña. Aunque todavía está siendo analizada por los científicos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la catalogó como una “variante preocupante”.

Esta semana el primer ministro Boris Johnson manifestó su preocupación a los miembros del Parlamento por la nueva variante del virus descubierta en Brasil. Debido a que el Reino Unido está viviendo una peligrosa ola de contagios por la mutación descubierta en el archipiélago, Johnson aseguró que estaba estudiando medidas para mantener la cepa brasileña fuera del país.

Los países afectados por el cierre de fronteras son Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Guayana Francesa, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. Además, también prohibió los vuelos desde Cabo Verde (África) y Portugal, por ser dos países que tienen estrechos vínculos con Brasil.

La decisión tomada por el Gobierno británico se da un día después de registrar el número más alto de defunciones a causa de la covid-19: 1.564, para un total de 84.767 desde el inicio de la pandemia. (I)

Las más leídas