España tiene dificultad para reducir déficit fiscal a 6,3%

03 de diciembre de 2012 00:00

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, admitió ayer que será “muy complicado” respetar este año el objetivo de déficit público, fijado de acuerdo con la Unión Europea en 6,3% del Producto Interno Bruto (PIB), después de que España ya registrara en 2011 un fuerte desvío de su déficit (8,9%).

“Es muy complicado reducir en 2,6% el déficit en un contexto de recesión, con tantos problemas con los ingresos y una financiación tan cara”, dijo Rajoy en una entrevista al diario La Razón.

“A España se le ha pedido que haga un esfuerzo muy difícil, que supone pasar del 8,9% de déficit al 6,3% en un solo año”, añadió Rajoy, quien hasta ahora siempre afirmó que su país respetaría este objetivo.

España, cuarta economía de la zona euro, está inmersa en una profunda cura de austeridad y trata de ajustar 150.000 millones de euros entre 2012 y 2014, en medio de alzas de impuestos y cortes presupuestarios.

El objetivo es más complicado ahora que España se encuentra en recesión desde finales de 2011, dos años después de haber salido de otra crisis financiera.