Erdogan pide un boicot a los productos de Francia citando una "hostilidad contra el islam"

Las tensiones han ido al alza después de que Macron anunciara a principios de octubre un plan contra el "separatismo islamista" y apostara por "imponer el laicismo con firmeza".
26 de octubre 10:03

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, hizo este lunes 26 de octubre, un llamamiento al boicot de los productos franceses, citando una "hostilidad contra el islam", después de cuestionar la "salud mental" de su homólogo francés, Emmanuel Macron.

"Como se ha dicho en Francia 'no compren bienes turcos', pido a mi gente que nunca dé crédito a los bienes franceses, que no los compre", hdijdurante un acto en la capital, Ankara.

"La hostilidad con el Islam se ha convertido en política en algunos países europeos, apoyada a los más altos niveles", criticó, según informó el diario turco 'Hurriyet'.

Las tensiones han ido al alza después de que Macron anunciara a principios de octubre un plan contra el "separatismo islamista" y apostara por "imponer el laicismo con firmeza", aunque "sin caer en la trampa (...) de estigmatizar a todos los musulmanes", lo que provocó críticas de Erdogan.

Asimismo, Macron prometió la semana pasada no "renunciar a la publicación de las caricaturas" de Mahoma, tras la decapitación de un profesor que las mostró durante una clase. El asesinato de Samuel Paty conmocionó a Francia, donde más de 250 personas han muerto en ataques perpetrados por islamistas extremistas durante los últimos años.

Durante la jornada del viernes 23 de octubre, las caricaturas fueron proyectadas en varios edificios públicos, desencadenando una oleada de críticas por parte de los países de mayoría musulmana y el llamamiento a un boicot a los bienes franceses en respuesta a las declaraciones de Macron.

En este sentido, el Gobierno de Pakistán convocó durante la jornada al embajador francés en el país, después de que el primer ministro paquistaní, Iman Jan, se mostrara crítico el domingo con Macron y subrayara que "la marca de un líder es que une a los seres humanos, como hizo Mandela, y no los divide".

Por su parte, el Ministerio de Exteriores marroquí condenó "firmemente" la publicación de las caricaturas y dijo que son actos que "reflejan la inmadurez de sus autores", al tiempo que reafirmó que "la libertad de uno termina donde comienzan la libertad y las creencias de otros".

"La libertad de expresión no implica, sin motivo alguno, justificar la provocación insultante y la ofensa injuriosa de la región musulmana, que cuenta con más de 2.000 millones de fieles en todo el mundo", subrayó, antes de condenar "toda violencia oscurantista y bárbara perpetrada supuestamente en nombre del islam". (I)