Endurecen controles de emisiones a vehículos en Ciudad de México

- 07 de junio de 2016 - 17:11
5,4 millones de vehículos que circulan diariamente en el D.F.
Foto: AFP.

Las autoridades mexicanas anunciaron este martes que empezarán a aplicar controles más estrictos a los 5,4 millones de vehículos que circulan diariamente en la zona metropolitana de la capital para reducir los altos índices de contaminación en la megaurbe y buscando acabar con prácticas corruptas.

La medida, que empezará a funcionar a partir del 1 de julio y durante al menos seis meses, establece nuevos límites de emisiones para vehículos particulares, públicos y federales, en función de su antigüedad, y una verificación "más rápida, clara y confiable", dijo el secretario de Medio Ambiente, Rafael Pacchiano, en una rueda de prensa.

Esta era una petición que el presidente Enrique Peña Nieto hizo en marzo pasado cuando, por primera vez en 13 años, se activó la alerta por contaminación en la capital, debido a los niveles extraordinarios de ozono, para los tres meses más cálidos del año (de abril a junio), cuando la falta de lluvias y viento impiden que se dispersen los contaminantes.

El endurecimiento de las revisiones se anunció a punto de que culmine un programa especial de reducción de circulación, activado a raíz de la alerta de marzo.

En concreto, la nueva norma prevé sacar de circulación las "nubes de humo rodantes" y reducir entre un 20% y un 83% los niveles permitidos de emisiones de óxido de nitrógeno en los vehículos que circulan en la Ciudad de México y sus cinco estados colindantes.

Actualmente, de los 5,4 millones de vehículos del parque vial capitalino, 14% tienen más de 23 años de antigüedad y carecen de convertidor catalítico, 22% son de 1994-2005 y tienen convertidores que deberían ser cambiados y 64% fueron comprados a partir de 2006 y tienen sistemas de diagnóstico a bordo (OBD), especificó Rodolfo Lacy, subsecretario de planeación y política ambiental.

Los automóviles que tengan OBD usarán esa computadora interna para medir sus niveles de contaminantes, mientras que los vehículos más antiguos serán controlados a través de sus caños de escape.

Se creará un sistema de control remoto centralizado para impedir que los centros de control "trampeen" o "manipulen la prueba", dijo Lacy.

Coches de modelo 2016 serán exentos de los dos controles anuales durante cuatros años.

Si no cumplen los estándares, los vehículos no podrán circular, advirtió el funcionario.

Alarmadas por la creciente contaminación de la megaurbe, a menudo bajo un tupido velo gris, las autoridades han prometido presentar una batería de medidas contra la contaminación que, sólo en 2010, incidió en la muerte de 20.500 personas en todo México, según el Informe Nacional de Calidad del Aire de 2013. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: