Encuentran armas de fuego en paredes de una cárcel venezolana

06 de julio de 2011 19:15

Unas 60 armas de fuego escondidas en las paredes de la cárcel El Rodeo I fueron halladas en labores de rehabilitación de la prisión desde que hace un mes fue tomada por militares que mantienen sitiado el penal vecino donde hay un millar de reos atrincherados.

El viceministro del Interior, general Néstor Reverol, reveló a los periodistas que el hallazgo de 52 pistolas, 7 revólveres y 35 cargadores ocurrió en celdas que estaban ocupadas por 2.500 presos trasladados a otras prisiones, gracias a que "equipos especializados realizan una inspección profunda" de manera paralela a "trabajos de mejora en la infraestructura de esa prisión".

Unos 5.000 soldados de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) iniciaron el 17 de junio pasado una operación para recuperar el control del complejo carcelario conformado por los penales El Rodeo I y II, después de que 22 personas murieran una semana antes en una reyerta en el primero de los centros.

En la primera jornada del operativo El Rodeo I fue recuperado y la segunda prisión fue sitiada debido a que los soldados fueron recibidos a tiros por los presos, lo que dejó dos militares y un preso muertos y una veintena de tiroteados en las filas de la GNB, según la versión oficial.

Además otros cinco presos fallecieron -cuatro de ellos por ajustes internos y uno por falta de atención a su diabetes, según las autoridades- y sus cadáveres han sido sacados de la penitenciaría posteriormente.

La prensa local eleva esta última cifra a siete. Hasta el momento no hay datos oficiales de heridos entre los reclusos.

Las autoridades identifican a los presos con los alias de Yoifre y Oriente como líderes de "mafias carcelarias" que mantienen "secuestrados al más de un millar de reos" de El Rodeo II.

Esa versión fue desmentida por los presos y sus familiares, quienes piden la inmediata desmilitarización e ingreso de agua y alimentos, así como el restablecimiento del servicio eléctrico.

En una carta atribuida a los presos y divulgada esta semana por el diario caraqueño Últimas Noticias éstos niegan estar secuestrados y acusan al ministro del Interior, Tarek El Aissami, de tenerlos "acorralados".

Sobre las obras de remodelación, el director del Fondo de Edificaciones Penitenciarias, José Laprea, declaró a la estatal Agencia Venezolana de Noticas (AVN) que 500 obreros trabajan en jornadas de trabajo de 18 horas diarias, con lo cual ya se registra "un 50% de avance".

Además de "un parque infantil, canchas deportivas, espacios para visitas conyugales y una iglesia", Laprea agregó que "entre las novedades" también destaca "un nuevo sistema de requisa con rayos x para humanizar la revisión de las personas al momento de ingresar al lugar para la visita".

Contenido externo patrocinado