En Pakistán la ola de calor deja 859 muertos

- 24 de junio de 2015 - 09:55

Tras la ola de calor que ha azotado por 5 días consecutivos a la provincia meridional paquistaní de Sindh, autoriadades informaron se han registrado al menos 859 personas muertas y que las autoridades religiosas han permitido romper el ayuno del ramadán mientras las temperaturas empiezen a descender.

Saeed Mangnejo, secretario de Salud del Gobierno regional de Sindh, declaró hoy a Efe que en Karachi, la ciudad más populosa del país y su centro financiero, han muerto desde el viernes 837 personas y 22 perecieron en otras zonas de la provincia.

El calor no es inusual en los meses de verano en Pakistán, pero parece que los cortes de electricidad empeoraron las cosas", según informa el periodista de la BBC, Shahzeb Jillani.

"La responsabilidad recae de lleno sobre los hombros del gobierno por su mediocre gestión a la hora de suministrar agua y electricidad", apunta sin rodeos el periódico The Nation, mientras que The Daily Times considera que el primer ministro debe tomar "algunas decisiones audaces".

 Calor extremo

La temperatura normal del cuerpo es de 37-38ºC.

Si se calienta hasta 39-40 grados, el cerebro le dice a los músculos que aflojen y aparece la fatiga. Con 40-41 grados es probable que haya agotamiento y a más de 41 grados el cuerpo empieza a fallar.

Los procesos químicos se alteran, las células del cuerpo se deterioran y hay riesgo de fallo multiorgánico.

El cuerpo no puede ni sudar en este punto porque el flujo de la sangre a la piel se detiene.

Un golpe de calor, que puede ocurrir a cualquier temperatura por encima de los 40ºC, requiere de atención médica y, si no se trata de forma inmediata, las posibilidades de sobrevivir pueden ser escasas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: