Aumenta el número de familias que reciben ayudas de alimentos

En Gran Bretaña persisten las fuertes desigualdades sociales

Aumenta el número de familias que reciben ayudas de alimentos
18 de abril de 2014 00:00

Gran Bretaña, que en los últimos años registró la peor y más profunda crisis financiera desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), está logrando una rápida recuperación económica, con menos desempleo e inflación, aunque aún persisten fuertes desigualdades sociales.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS), el índice de desocupación en el Reino Unido cayó al 6,9%, con 2,2 millones de personas sin trabajo.

La entidad destacó que los salarios promedio aumentaron 1,7% en febrero, en tanto que la inflación anual fue del 1,6%, la más baja desde 2008. Esta es la primera vez desde el comienzo de la recesión económica, que el índice de desempleo cae por debajo del 7%.

Según la ONS, el número de británicos empleados trepó a 30 millones, la cifra más elevada en una generación. Sobre el desempleo juvenil, en personas de 16 a 24 años, la cifra fue de 881.000, esto es 38.000 menos que en diciembre último.

El ministro de Economía británico, el conservador George Osborne, elogió el informe de la ONS y dijo que demuestra que el plan económico a largo plazo del Gobierno de coalición, que incluye fuertes ajustes al gasto público, “está dando resultados”. “Hay ahora un número récord de personas que trabajan en Gran Bretaña. Cada empleo creado significa que una nueva familia logra seguridad y estabilidad financiera, como también un futuro más próspero”, agregó.

Las demoras en el pago de subsidios están teniendo consecuencias muy duras en las familias.Sin embargo, para la ministra de Trabajo y Pensiones en la oposición, la laborista Rachel Reeves, el alto costo de vida “está poniendo presiones enormes a las familias”.

David Kern, economista jefe de la Cámara de Comercio británica, afirmó que aunque el mercado laboral de Gran Bretaña “ha demostrado ser resistente y flexible”, aún “persisten muchas preocupaciones”.

“El desempleo juvenil sigue siendo demasiado elevado, al 19,1%, y aunque el desempleo a largo plazo está reduciéndose, más de 800.000 británicos están sin trabajo desde hace más de un año”, subrayó.

En ese sentido, esta semana el grupo benéfico The Trussell Trust concluyó que pese a la recuperación económica en el país, cada vez más familias británicas reciben alimentos en ollas populares o bolsones de comida, como consecuencia de las modificaciones al sistema de subsidios públicos y a un fuerte aumento del costo de vida en Gran Bretaña.

La entidad dijo que entregó 913.000 parcelas de alimentos durante 2013, de 347.000 entregadas el año previo. El aumento del 51% representa una tendencia “alarmante”, dijo el Trussell Trust, al indicar que al menos un tercio de las parcelas entregadas son a las mismas familias, que vuelven a las ‘ollas populares’.

El grupo señaló que las demoras por el cobro de subsidios públicos de vivienda, manutención por hijo y desempleo son la principal causa del problema.

Este miércoles un grupo de más de 500 clérigos en Gran Bretaña, entre ellos el arzobispo de Gales, Barry Morgan, y varios obispos de la Iglesia de Inglaterra, envió una misiva al Gobierno, afirmando que el incremento en los bolsones de comida ‘es algo terrible’ que debe solucionarse ‘urgentemente’.

Según los prelados, la cifra dada por el Trussell Trust sería solo la ‘punta del iceberg’, ya que muchas familias británicas ‘se sienten demasiado avergonzadas’ para recibir ayuda de bolsones de comida.

El Trussell Trust, el mayor proveedor de bolsones de comida en el Reino Unido, considera que las demoras en el pago de subsidios, que comenzaron principalmente hace un año tras reformas al sistema de previsión social, tienen consecuencias muy duras en muchas familias. El grupo informó que el 83% de las familias que recibieron alimentos en bolsones de comida dijeron que sus subsidios públicos habían sido suspendidos temporalmente, y que ello llevó a buscar ayuda externa.

Miembros de la ONG “Contribuyentes contra la pobreza”, que opera en varias ciudades de Reino Unido, recoge donaciones para los pobres. Foto: Internet/The Prisma
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado