El Vaticano mantiene abierto el caso por pederastia del exobispo de Brujas

12 de abril de 2011 - 12:47

Las medidas adoptadas por el Vaticano contra el exobispo de Brujas (Bélgica) Roger Joseph Vangheluwe, de 74 años, destituido por Benedicto XVI en abril de 2010 por abusar sexualmente de varios jóvenes cuando era sacerdote, no son "definitivas", según informó este martes el Vaticano.

En un comunicado, la Santa Sede da cuenta de la situación del antiguo prelado de Brujas, al que la Congregación para la Doctrina de la Fe, que se encarga de los casos de abusos sexuales de clérigos a menores, ha obligado a abandonar Bélgica.

"La Congregación para la Doctrina de la Fe ha establecido que deje Bélgica y se someta a un periodo de tratamiento espiritual y psicológico. En ese periodo evidentemente no le está permitido ejercer de manera pública el ministerio sacerdotal y episcopal", señala el Vaticano.

El tratamiento psicológico, agregó la Santa Sede, ha sido ordenado por el ex Santo Oficio "para obtener nuevos elementos de diagnóstico y pronósticos útiles para continuar y concluir el procedimiento en vista a la decisión definitiva, que es competencia de la Congregación y aprobará el Pontífice".

Esa decisión, "naturalmente, tendrá en cuenta diferentes aspectos, comenzando con el sufrimiento de las víctimas y las exigencias de justicia", precisa la nota.

"El procedimiento está todavía en curso y la decisión adoptada hasta ahora es interlocutoria y no definitiva", subraya el Vaticano.

El exobispo Vangheluwe se encuentra ya en un monasterio de la región del Loira (Francia), después de pasar el fin de semana acogido en la embajada de la Santa Sede en Bruselas a la espera de su salida del país, según informaron ayer varios diarios belgas.

Vangheluwe, según esos medios, está acusado de abusar también de un sobrino suyo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: