El frío causa problemas en suministro de gas ruso a Europa

03 de febrero de 2012 09:19

Varios países de Europa se han visto afectados por los nuevos cortes en el suministro de gas que Rusia envía a la UE, debido a que la demanda se ha disparado por el duro temporal de frío.

En concreto, Polonia, Eslovaquia, Austria, Hungría, Bulgaria, Rumanía, Grecia e Italia han sufrido la disminución en el suministro de gas, que ayer bajó un 30 % en Austria, un 24 % en Italia y un 8 % en Polonia.

El ministro de Energía de Ucrania, Yuri Boiko, aseguró que la compañía rusa Gazprom ha reducido en un 14% los suministros a Europa a través de su país de los habituales 400 millones de metros cúbicos.

La Comisión Europea (CE) si bien confirmó los cortes, descartó un estado de emergencia ya que se han previsto alternativas.

Para hacer frente a la situación, los países afectados han recurrido al mercado para comprar a otros Estados el excedente de gas que puedan tener o a sus propias reservas.

Tras la crisis del gas de 2009, en el que el bombeo hacia Europa quedó interrumpido debido a disputas comerciales entre Rusia y Ucrania -el país de tránsito-, los Veintisiete están obligados por las normativas europeas a mantener unas reservas de gas suficientes para satisfacer el consumo, como medida de prevención.

Las rigurosas heladas han dejado hasta el momento más de 200 muertos.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha indicado que esta ola frío no está batiendo récords, como ocurrió en 2009 y en 2010, porque en este invierno las temperaturas de diciembre y enero fueron superiores a lo normal.

Las más leídas