El 31% de estos menores vulnerables pertenece a un pueblo indígena

El 22% de los jóvenes chilenos vive en situación de pobreza

- 25 de abril de 2015 - 00:00
Jóvenes transitan en un barrio pobre de una comuna de Santiago de Chile. Foto: Tomado de la Tercera

El 31% de estos menores vulnerables pertenece a un pueblo indígena

Desde 1987, en las postrimerías del régimen de Augusto Pinochet, en Chile se realiza la encuesta Casen (Caracterización Socioeconómica Nacional), que tiene como objetivo medir de manera periódica la situación de los hogares chilenos, especialmente de quienes se encuentran en situación de pobreza. En los últimos 25 años del Chile democrático los pobres han disminuido de manera radical: de 40% en 1990 a 14,4% en 2013.

Sin embargo, aún quedan tareas pendientes. Al menos eso reveló hace algunos días la encuesta Casen, que situó la pobreza extrema en 4,5%, mientras que puso al descubierto una realidad poco conocida en Chile y mucho menos fuera del país: el 22% de los 4’414.927 menores de 18 años vive en situación de pobreza. De ese porcentaje, el 7,5% sufre de pobreza extrema.

“Lo que nos muestran las cifras es que hay una tendencia general a la reducción de la pobreza del país, tanto medida por ingresos como multidimensional. Sin embargo, si uno separa los grupos etarios, la pobreza es mucho más fuerte en la infancia y en la adolescencia que entre el resto de la población”, afirmó la ministra de Desarrollo Social, María Fernanda Villegas.

Del informe se desprende que el 23% de los menores de entre 0 y 3 años vive en la pobreza, mientras que el mayor número de niños (28%) en esta dramática situación pertenece a la Novena Región de la Araucanía, donde reside la mayoría de los mapuches del país. A su vez, el 31% de estos menores vulnerables pertenece precisamente a un pueblo indígena.

“La pobreza se expresa mucho más fuertemente en la infancia y en la adolescencia, respecto al resto de la población. Esto tiene que ver con el tipo de conformación de los hogares. Por ejemplo, los hogares monoparentales se han incrementado”, concluyó la ministra de Desarrollo Social. En ese sentido, desde el gobierno surgieron dos propuestas concretas para reducir la pobreza en este grupo etario: mejoras educativas y alimenticias.

Poco antes de que se conocieran estas cifras, la propia ONU realizó una dura advertencia a Chile. A través del relator especial sobre Derechos Humanos y Pobreza Extrema de Naciones Unidas, Philip Alston, quien durante su paso por Santiago a fines de marzo dijo que “la respuesta del Estado de Chile a los problemas de exclusión, marginalización y discriminación ha sido poco sistemática y tibia”. De todos modos, Chile es el país de la Ocde en que más ha bajado el desempleo juvenil. Entre 2008 y 2013, esta cifra se redujo en casi 4 puntos porcentuales, a 16%.

La encuesta Casen busca estimar la magnitud de la pobreza y la distribución del ingreso, así como también identificar las carencias y demandas ciudadanas en educación, salud y trabajo. Pero lo más importante es que este estudio permite evaluar el impacto de las políticas sociales implementadas por los gobiernos.

El estudio del gobierno chileno coincidió con un informe de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), que fijo en 28,1% el nivel de pobreza en la región en 2013. Así, Chile se encuentra dentro de los 5 países que han dado a conocer importantes disminuciones en los índices de pobreza.

Los otros países de América Latina que revelaron descensos fueron Paraguay, de 49,6% en 2011 a 40,7% en 2013; El Salvador, de 45,3% en 2012 a 40,9% en 2013; Colombia de 32,9% en 2012 a 30,7% en 2013 y Perú, de 25,8% en 2012 a 23,9% en 2013. En el caso de Ecuador, según la Cepal, la pobreza se situó en 2013 en 33,6%, mientras que en 2011 alcanzaba el 35,3% y en 2005 el 48,3%. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: