Ejército asume el poder en Sudán por dos años

- 12 de abril de 2019 - 00:00
Miles de personas se dirigieron ayer hacia el cuartel general del Ejército de Sudán, portando banderas y coreando consignas contra el presidente, Omar al Bashir, para exigir su dimisión.
Foto: EFE

Las Fuerzas Armadas depusieron al presidente Omar al Bashir que gobernó el país durante 30 años. Desde diciembre de 2018 la nación está sumida en movilizaciones contra su gestión.

Hace unos días, las protestas en Argelia terminaron con el régimen de Abdelaziz Buteflika, que después de 20 años se vio obligado a dimitir. El país africano se enfrenta a una situación de incertidumbre y a una transición dudosa.

Ahora le tocó el turno a otro país africano: Sudán, con sus particularidades, pero tiene en común con el pueblo argelino el deseo de derrocar un gobierno que lleva 30 años en el poder.

El ministro de Defensa y vicepresidente de Sudán, Awad Mohamed Ahme Ibn Auf, anunció ayer que las Fuerzas Armadas derrocaron a Omar Al Bashir.

Luego  anunció la puesta en marcha de un consejo nacional de transición mientras este permanece arrestado en el Palacio Presidencial. Se decretó un toque de queda. 

Se trata de una solución militar de la que la oposición desconfía y dicen que el “régimen” dio un “golpe militar” para mantenerse en el poder.

De hecho, el jefe del Estado Mayor sudanés, Kamal Abdel Maaruf, anunció la suspensión de la Constitución y la creación de un consejo militar que dirigirá el país durante los próximos dos años.

Al Bashir tuvo que dimitir tras las multitudinarias protestas contra su “mala gestión” económica, la represión y la corrupción de su gobierno.

Sin embargo, las protestas en Sudán no empezaron hace dos días.

Las movilizaciones tienen un largo recorrido y se iniciaron en el contexto de las primaveras árabes de 2011.

Aunque hubo interrupciones, desde el 19 de diciembre de 2018 el país está sumido en unas grandes movilizaciones que se iniciaron por la subida del pan y terminaron pidiendo la dimisión de Omar Hasán Ahmad al Bashir, un presidente que lleva desde 1989 en el poder.

Sin embargo, las protestas no tienen un liderazgo definido. Al igual que en Argelia, la organización de las mismas son gracias a las redes sociales, lo que hace que sean más horizontales.

Esta situación lleva a sospechar si se conforman con la solución militar o saldrán de nuevo a las calles para pedir elecciones.

Ayer se movilizaron para celebrar la caída de Omar Al Bashir.

El profesor y experto en temas africanos, Óscar Mateos, explica a 20minutos que el jefe del régimen sudanés perdió “apoyos políticos, sobre todo de las fuerzas islamistas que respaldaban su Gobierno”. Ahora perdió el apoyo militar.

El presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, condenó “la toma de poder militar” en Sudán. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: