EE.UU. y Brasil lanzan una iniciativa multilateral contra la corrupción

12 de julio de 2011 - 13:24

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, y el canciller brasileño, Antonio Patriota, presentaron hoy en Washington la Sociedad de Gobierno Abierto (OGP, por su sigla en inglés), una iniciativa multilateral contra la corrupción.

En un acto en el Departamento de Estado al que acudieron representantes de 60 países y 60 organizaciones no gubernamentales, Clinton explicó que la OGP pretende ser una herramienta para "favorecer la transparencia, dar más participación a los ciudadanos y luchar contra la corrupción".

Por el momento, la OGP estará supervisada por un comité directivo del que formarán parte, además de Brasil y Estados Unidos, México, Filipinas, Sudáfrica, Noruega, Indonesia y el Reino Unido.

"Es importante recordar que la participación en la OGP es voluntaria, aunque sí habrá unos estándares mínimos que habrá que cumplir para adherirse a la iniciativa", precisó Patriota.

La colaboración entre Washington y Brasilia en aras de la transparencia gubernamental fue uno de los temas de la visita que efectuó el presidente de EE.UU., Barack Obama, a la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, el pasado marzo.

Durante su alocución, Clinton se mostró "muy entusiasta" ante una iniciativa que, a su juicio, puede ayudar a los Gobiernos que están haciendo esfuerzos por abrirse a sus ciudadanos y por luchar contra la corrupción.

"Como hemos visto en las protestas que han tenido lugar este año, cuando los ciudadanos no saben cómo se toman las decisiones, ni tienen voz en el proceso político, terminan diciendo basta", advirtió la jefa de diplomacia estadounidense.

En un momento de gran preocupación por la situación económica a nivel global, Clinton argumentó que la transparencia no sólo es positiva para el propio Gobierno y para los ciudadanos, sino también para lograr un crecimiento sostenible del Producto Interior Bruto (PIB).

"Los Gobiernos abiertos son más atractivos para los emprendedores, lo que favorece la creación de medianas y pequeñas empresas", esgrimió Clinton.

Por su parte, Patriota puso énfasis en la OGP como una vía para compartir conocimientos en materia de transparencia, y subrayó que una de las bases de este acuerdo multilateral es que "todos tenemos lecciones que aprender".

Precisamente Clinton puso a Brasil como ejemplo de innovación en transparencia por haber creado un sistema que permite a los ciudadanos conocer datos importantes del gasto público a través de Internet.

La secretaria de Estado estadounidense alabó, asimismo, el progreso que ha experimentado Brasil en los últimos 25 años, un periodo en el que los sucesivos Gobiernos, dijo, "han logrado sacar a muchos ciudadanos de la pobreza y al mismo tiempo reforzar las instituciones democráticas".

Los países que lideran la iniciativa presentarán una declaración de principios en la Asamblea General de la ONU en septiembre, a partir de la cual comenzará a fraguarse un plan de acción.

La OGP está diseñada sobre la base de la idea que Obama lanzó en su discurso ante esa misma Asamblea en septiembre del año pasado.

"Cuando volvamos aquí el año que viene, deberíamos traer compromisos específicos para promocionar la transparencia, luchar contra la corrupción, impulsar el compromiso cívico, y usar las nuevas tecnologías para fortalecer la base de la libertad en nuestros países", dijo Obama entonces.

Precisamente Clinton hizo hoy hincapié en la importancia de aprovechar este momento de "comunicaciones instantáneas" para promover Gobiernos más abiertos y una ciudadanía más comprometida. EFE

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: