EE.UU. anuncia cambios en su política de deportación de indocumentados

15 de junio de 2012 - 09:00

El Gobierno de Estados Unidos anunció este viernes que los jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran menores de edad y cumplan con determinados requisitos, "serán considerados para recibir alivio contra la deportación o contra el inicio del proceso de deportación".

La medida, reclamada insistentemente por la comunidad hispana, supone una señal de gran trascendencia política a falta de seis meses para unas elecciones en las que el presidente estadounidense, Barack Obama, es candidato a la reelección.

Unos 800.000 jóvenes, en su mayoría hispanos, podrán beneficiarse de los cambios, que contemplan una prórroga de dos años en los trámites de deportación y podrán solicitar un permiso de trabajo.

Para ello, deberán probar que ingresaron a Estados Unidos cuando tenían menos de 16 años de edad, que han residido en el país durante por lo menos cinco años antes de este anuncio y que se encuentran en EE.UU. en esta fecha.

También deberán estar inscritos en la escuela o demostrar que se han graduado de secundaria, u otro certificado similar.

Además, tener un historial que no incluya condenas por delitos graves o repetidos, y que indique que "no presentan algún otro tipo de amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública".

La medida de hecho también puede beneficiar a un veterano que ha sido dado de alta con honores de los Guardacostas o las Fuerzas Armadas de EE.UU.

El máximo de edad para acogerse a esta amnistía temporal es 30 años.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo que las leyes de inmigración deben aplicarse de manera "firme y sensata", pero "no se diseñaron para aplicarse a ciegas sin que se considere las circunstancias individuales de cada caso".

Explicó que los cambios en la política de deportación entran en efecto de manera inmediata, ya que van a ser aplicados mediante una orden ejecutiva presidencial.

En Estados Unidos viven unos 11,5 millones de indocumentados. Bajo la presidencia de Barack Obama se ha deportado una cifra récord, más de un millón en los últimos tres años.

Solo en el período fiscal 2011 se deportaron más de 396.000 personas, lo que supera la marca de 389.000 que había alcanzado en el período fiscal 2010.

Se espera una comparecencia de Obama, prevista para las 17:15 GMT desde la Casa Blanca, para comentar la iniciativa.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP