Edimburgo reformulará la pregunta del referéndum para hacerla más neutral

30 de enero de 2013 - 10:11

El Gobierno escocés reformulará la pregunta del referéndum sobre la independencia de Escocia para que sea neutral, después de que la Comisión Electoral considerase su primera propuesta algo tendenciosa.

La viceministra principal del Ejecutivo autónomo, Nicola Sturgeon, indicó que se aceptarán todas las recomendaciones de la Comisión, que hoy valoró que la pregunta planteada inicialmente por el gobernante Partido Nacionalista Escocés (SNP) podía "incitar a votar sí".

Sturgeon informó de que se someterá a la aprobación del Parlamento de Edimburgo, encargado de regular la celebración del plebiscito en 2014, la pregunta sugerida por el organismo electoral: "¿Debería Escocia ser un país independiente? Sí o no".

Anteriormente, el ministro principal escocés y número uno del SNP, Alex Salmond, había propuesto preguntar: "¿Está usted de acuerdo con que Escocia debería ser un país independiente?".

En la sesión semanal de preguntas en la Cámara de los Comunes, el primer ministro británico, David Cameron, también aplaudió el cambio porque "había preocupación por la tendenciosidad de la pregunta".

Cameron se comprometió a trabajar con el Gobierno escocés para aclarar lo que significaría a efectos prácticos la independencia de Escocia -otra recomendación de la Comisión Electoral-, pero subrayó que "no se prenegociará su salida del Reino Unido".

En la misma línea se expresó el ministro para Escocia, Michael Moore, quien adelantó que en febrero presentará un primer informe sobre la posición de Escocia en relación con el resto del Estado británico.

El comisario electoral, John McCormick, explicó hoy que, tras "contrastar rigurosamente la pregunta propuesta" inicialmente, se había concluido que su formulación podía influir en los indecisos.

Varias personas habían observado -apuntó- que el "¿Está usted de acuerdo...?" original podía inducir a votar afirmativamente, ya que, al buscar el acuerdo, "se daba por hecho que la independencia es algo bueno".

La Comisión Electoral también estableció los límites de gasto para cada partido durante la campaña para el referéndum, que se basará en la proporción del voto conseguido en las pasadas elecciones, en las que el SNP ganó por mayoría.

Cameron y Salmond ya firmaron en octubre el Acuerdo de Edimburgo, por el que se fijaba el plebiscito para otoño de 2014 y se otorgaban al Gobierno escocés las competencias para organizarlo.

La celebración del referéndum ha motivado que varios sectores políticos del Reino Unido hayan puesto en marcha campañas a favor y en contra de la independencia.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP