El divorcio express ya no es tan rápido

Dinamarca tiene una de las tasas más altas de disolución de matrimonios (46,5%) lo que obliga a las parejas a pasar por terapia antes de obtenerlo. La propuesta sugiere que se tomen un período de reflexión de cara al proceso.
04 de agosto de 2019 00:00

Dinamarca es reconocido a nivel mundial como un país a la vanguardia en lo que atañe al aprovechamiento de la tecnología para hacer la vida diaria un poco más fácil. Todo tipo de trámites tradicionalmente asociados con un lento proceso burocrático, desde la presentación de impuestos hasta la obtención de certificados de defunción, pueden realizarse de forma rápida y completamente online en el país europeo.

Sin ir más lejos, más del 90% de sus ciudadanos entre 16 y 89 años puede utilizar una cédula de identificación digital que les permite acceder a sus archivos personales o comunicarse con las oficinas gubernamentales, lo que hace que Dinamarca sea visto como uno de los países más digitalizados del mundo.

Incluso el divorcio, uno de los procesos más costosos y engorrosos que cualquier persona puede encarar independientemente de su lugar de residencia, puede ser resuelto en Dinamarca con solo completar un formulario en línea y realizar el pago de $ 60 por gastos administrativos. El divorcio “instantáneo o express” danés permitió que terminar con un matrimonio sea tan fácil como casarse en Las Vegas.

Pero una de las tasas de divorcio más elevadas de toda Europa hizo que las autoridades se replanteen las condiciones de juego a la hora de dar por terminado legalmente un matrimonio.

El dato de 2018 habla por sí solo: 46,5 % de los 30.000 matrimonios celebrados terminaron en separación, según los datos de la agencia Estadísticas Dinamarca.

Las nuevas condiciones entraron en vigencia en abril, pero la noticia ya se volvió un tema de debate nacional en el país escandinavo.

La propuesta sugiere que las parejas con hijos se tomen lo que han catalogado como un período de reflexión de tres meses, para meditar la decisión y realmente asegurarse de que un divorcio sea la mejor opción ante su dilema sentimental.

Según reveló a euronews el profesor Gert Martin Hald, de la Universidad de Copenhague, “el curso gratuito, de tres meses de duración, da consejos sobre la comunicación con la pareja y sobre cómo ayudar a sus hijos. En Dinamarca algunos rompimientos son a veces prematuros”, recuerda el profesor. “Ahora deberán tener un tiempo de reflexión de tres meses”.

Paralelamente, un curso obligatorio sobre los desafíos que conlleva un divorcio estará disponible de forma online o a través de una app para teléfonos inteligentes. La tecnología no reemplazará las consultas con especialistas cara a cara, sino que servirá como un complemento, dado que, según las estadísticas, el 80% de los divorcios presenta algún elemento de conflicto en Dinamarca.

Entre los países europeos con las tasas de divorcio más altas se encuentran España (61%), Portugal (68%), la República Checa (66%) y Hungría (67%), informa Business Insider.

Pero la lista de los que más se divorcian la encabeza Bélgica, donde el porcentaje de procesos asciende al 70%.
En Italia las parejas permanecen juntas más. Según el Instituto Nacional de Estadística italiano (Istat), el matrimonio promedio dura 15 años hasta la separación o 18 hasta el divorcio”. (I)