Derechos de los animales abren debate en Alemania

- 28 de julio de 2019 - 00:00

Los animalistas exigen que se cierren todos los mataderos, mientras que los miembros del lobby de carne defienden el trato que recibe el ganado antes del consumo. En Europa existe un convenio sobre la ética productiva.

Los derechos de los animales en la Unión Europa (UE) genera debates entre la sociedad civil, sus representantes políticos y jurídicos, y las industrias agrícolas.

En Alemania, el segundo país que consume más carne, el tema sobre los mataderos está “en el ojo del huracán”, luego de que la ONG “Animal Rights Watch” publicara un video sangriento de cómo matan el ganado para consumo.

Los activistas piden el cierre de todos los mataderos. “Para nosotros se trata simplemente de no matar animales para satisfacer nuestra demanda”, dice Achim Stammberger, miembro de la organización al portal DW.

Heike Harstick, secretaria general de la Asociación Alemana de la Industria Cárnica, les lleva la contraria. Las condiciones -las del video- son una excepción, explica.

El abogado Francisco María García publicó en la revista “Mis animales” que, pese a que los avances en términos legales son innegables, el alcance de la legislación sobre el bienestar animal aún es limitado en la mayoría de los países de la UE.

Desde 1987 se estableció el convenio europeo para la protección de animales de compañía; este texto fomenta la cultura de respeto hacia los animales y la ética productiva en todos los países miembros de la UE.

Corine Pelluchon, doctora en Filosofía Práctica en la Universidad de París, apuesta por una transición filosófica. “No se trata de una revolución ni de un cambio de paradigma, sino del inicio de una nueva era en la que el trinomio humanos-animales-naturaleza se relacione de manera equitativa”, explica Pelluchon.

En contraparte Raúl de Lema, presidente de la Asociación de Ganaderos IGP Carne de la Sierra en España, manifiesta el cansancio que hay en el gremio por las quejas de los animalistas. “Es nuestro negocio, de ellas -las vacas- dependemos. Sabemos que si el ganado no está bien no podemos vender el producto, que además en nuestro caso tiene denominación de origen”, explica el joven.  

El consumidor de carne y alemán Mathias Onisseit explica a EL TELÉGRAFO que los fundamentalistas de los animales quieren terminar con el consumo de animales por completo, pero son una minuta minoría. Aclara que la mayoría pide mejores condiciones para los criaderos, que se ajusten a los convenios.

Comer carne aún no está establecido como una causa de cáncer. Sin embargo, el Proyecto sobre la Carga Global de Enfermedad de la Organización Mundial de la Salud estima que las dietas ricas en carnes rojas son responsables de 50.000 muertes por cáncer anualmente en el mundo.

Los alemanes que no comen carne tres o más días a la semana, “vegetarianos a tiempo parcial”, ascienden a 42 millones, más de la mitad de la población. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP