Los demócratas atacan a Trump y a Warren en el cuarto debate

16 de octubre de 2019 11:37

Los 12 precandidatos a la primaria del Partido Demócrata abrieron la noche del martes 15 de octubre el debate mostrando un frente unido contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Ellos apoyan la investigación en el Congreso sobre las supuestas presiones contra Ucrania para que buscara información comprometedora sobre el exvicepresidente Joe Biden.

Este cuarto debate también fue el primero en el que la senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren, concentró también los ataques de varios de sus correligionarios por sus posturas a favor de la salud pública, en un momento en que su candidatura sube en las encuestas y podría destronar a Biden como favorito.

Los rivales de Warren acusan a la senadora de Massachusetts de esquivar las preguntas sobre el costo de "Medicare for All" (Medicare para todos) y acerca de su plan estrella para crear un “impuesto a la riqueza”, en un intento de hacer descarrilar su campaña en ascenso.

De un lado, el exvicepresidente Joe Biden y otros moderados presionan para adoptar un enfoque más comedido, mientras que del otro, Warren y el también senador Bernie Sanders defienden una drástica revisión del mercado de los seguros financiada por el gobierno.

El debate organizado por CNN y The New York Times fue el más grande en la historia moderna, al contar con todos los aspirantes.

También fue el primer cara a cara demócrata en poco más de un mes. En ese tiempo, el panorama político ha cambiado y Trump enfrenta ahora una investigación de juicio político por indagar a Biden, el favorito en la carrera demócrata. En contexto, el mandatario busca la reelección republicana.

Los sondeos y el estado de salud de precandidatos:
Biden sigue encabezando las encuestas demócratas con un 29,4% de las preferencias con Warren a poca distancia con 23,4%. La semana pasada ella había logrado superar al exvicepresidente por primera vez, según el compilado de encuestas RealClearPolitics.

En el tercer lugar, con 15,6% de las preferencias, está el senador progresista Bernie Sanders, que suspendió temporalmente su campaña tras sufrir un infarto a principios de mes, por lo que su comparecencia generó gran expectativa.

El problema de salud de Sanders, de 78 años, tampoco favorece a Biden, de 76, que ha recibido críticas por su falta de vitalidad en los debates. (I)