Debate sobre inmigrantes se toma la agenda en Chile

- 11 de diciembre de 2016 - 00:00
Migrantes peruanos hacen filas afuera de las oficinas del consulado de su país en Chile.
Foto: emol.com

Los precandidatos presidenciales se han referido a la eventualidad de expulsar a quienes estén de manera ilegal en el país y cometan delitos. Los extranjeros corresponden a 500 mil personas.

Ya son varios los deportistas de origen extranjero que visten los colores de Chile: un pesista cubano, una hockista argentina,  una tenismesista paraguaya  y una judoca venezolana. Ocurre que desde 2002 la inmigración ha aumentado en un 123%, un ritmo explosivo para un país cuya población de inmigrantes legales apenas supone el 2,3% (los ecuatorianos alcanzan el 4,7% del total de extranjeros). Por eso es más común divisar en la calle a ciudadanos colombianos o haitianos, que destacan por el color de su piel.

Sin embargo, con el aumento del arribo de estos inmigrantes, también ha aumentado el nivel de discriminación y, cómo no, este tema se ha tomado la agenda política en las últimas semanas. El expresidente Sebastián Piñera (centroderecha), favorito en las encuestas pero que aún no oficializa  su candidatura a La Moneda para las elecciones del próximo año, señaló al diario La Tercera que “las bandas de delincuentes que hay en Chile, como las que clonan tarjeta, son de extranjeros”.

“Nuestro país en el norte tiene frontera con Argentina, Bolivia y Perú y recordemos que Bolivia y Perú están entre los países de mayor producción de drogas en el mundo, en esto no puede haber ninguna ingenuidad, ni ninguna debilidad”, agregó Piñera. Y de inmediato se abrió el debate. Así, el exmandatario socialista Ricardo Lagos, que postulará nuevamente a la Presidencia, dijo que “lo peor sería que en nuestro país usáramos estos temas como banderas políticas cuando hay que abordarlos con la seriedad que tienen”.

El senador independiente y periodista, Alejandro Guillier –que ahora se encuentra a solo 3 puntos de Piñera en las encuestas— también se refirió al tema: “La mayoría de la gente tiene prejuicio, porque piensa en la inmigración ilegal”. Hasta la propia presidenta Michelle Bachelet tuvo que abordar la controversia: “Los migrantes son un aporte para Chile”.

Según cifras de Extranjería, en 2015 un total de 48 mil inmigrantes recibieron el permiso de residencia, mientras que a 158 mil les fue otorgada una visa temporal.

Actualmente, los extranjeros en Chile llegan a casi 500 mil. Si bien en este país el dicho popular dice “verás cómo quieren en Chile al amigo cuando es forastero”, una encuesta Cadem-Plaza Pública conocida el fin de semana reveló que el 85% de los chilenos cree que se debe expulsar a los inmigrantes que cometan delitos.

También este estudio indicó que el 75% está de acuerdo en establecer restricciones para los inmigrantes. A su vez, el 91% consideró que los hijos de los inmigrantes deben recibir salud y educación. Y el 80% quiere que se promueva el arribo de médicos extranjeros, pero que hayan cursado en universidades de prestigio. El 66% de los inmigrantes en Chile tiene entre 20 y 50 años y predominan las mujeres, que representan al 52,6%, mientras que los hombres son el 47,4%.

Por una modificación que se concretó el año pasado a la ley de extranjería se permite un nuevo tipo de visa “por motivos laborales”. Esto significa que los extranjeros instalados en Chile que tengan una visa laboral pueden obtener su visa de residencia solo con un contrato de trabajo de por medio, sin la necesidad de un pasaje de regreso a su país de origen. Además, se les permite cambiar de empleador sin tener que dar aviso a las autoridades locales. Antes, el trabajador debía completar 2 años como titular de visa sujeta a contrato para solicitar un permiso de residencia permanente.

¿Un país de inmigrantes?

A comienzos del siglo XX los extranjeros representaban el 4% de la población, principalmente a raíz de la llegada de croatas al norte y alemanes en el sur del país. Pero este porcentaje bajó considerablemente tras el golpe de Pinochet en 1973, pasando a apenas un 0,7% en 1982. Ese año, los inmigrantes alcanzaban solo 83 mil, la capacidad del Estadio Nacional de Santiago. Pero el regreso de la democracia en 1990 y el auge económico de los años noventa y los 2000, hizo que el nivel se elevara nuevamente a las cifras actuales. Ya para   2002, llegaban a 200 mil.

Perú es el país que lidera las cifras y es por lejos la principal colonia, con 130 mil peruanos, que representan el 31,7% del total de extranjeros. En otras palabras, uno de cada 3 inmigrantes en Chile es peruano, seguido por los argentinos (16,3%). En tercer lugar figuran los bolivianos (8,8%) y más atrás colombianos (6,1%) y ecuatorianos, que representan al 4,7%. En el caso de los ecuatorianos, el porcentaje se ha mantenido estable: en 2005 eran el 5,1% del total de extranjeros; en 2010, el 5% y ahora el 4,7%. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: