Cumbre trilateral crea un Comité para Siria

- 17 de septiembre de 2019 - 00:00
El presidente ruso Vladimir Putin (Izq) y sus homólogos turco Recep Tayyip Erdogan (c) e iraní Hassan Rouhani (d) se dan la mano.
EFE

La formación de esta comisión constitucional, que incluye a leales al gobierno y figuras de la oposición, es el centro de los esfuerzos de la ONU.

La última cumbre trilateral sobre Siria que celebraron  los presidentes de Turquía, Rusia e Irán concluyó con poner en pie un Comité Constitucional para preparar una transición hacia elecciones democráticas en Siria.

Durante el anuncio, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, indicó que el Comité Constitucional de Siria esta “completamente listo” y exigió el cese de presiones exteriores para destruir la reconstrucción de Damasco.

La formación de esta comisión constitucional, que incluya a leales al gobierno y figuras de la oposición, es la pieza central de los esfuerzos de paz de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El objetivo principal de Recep Erdogan, Vladimir Putin y Hasan Rohaní, presidentes de Turquía, Rusia e Irán, respectivamente, es celebrar elecciones para poner fin a la  guerra de Siria, que tiene ocho años.

Tanto el mandatario ruso como el turco expresaron que el Comité debería empezar su trabajo en Génova “lo antes posible”.

Sin limar asperezas
La quinta cumbre trilateral sobre Siria finalizó sin avances sobre las diferencias que mantienen los mandatarios, pese a que  todos expresaron su voluntad de proteger la integridad territorial.

En contexto, Putin y Rohaní apoyan al régimen de Bashar al Asad en este conflicto, mientras que Erdogan respalda a milicias alzadas en armas en el norte del país.

Esta cita mantuvo el punto principal en la región de Idlib, en el noroeste de Siria, donde se registraron  bombardeos del régimen contra esos grupos armados.

El conflicto se agudizó luego de que Erdogan dedicó la mayor parte de su intervención -posterior a la cumbre- a exponer su plan de crear una “zona de paz” bajo control militar turco a lo largo de la frontera turco-siria que se extendería 30 kilómetros al interior de Siria.

El objetivo principal, explicó, sería enviar allí a parte de los 3,6 millones de sirios refugiados en Turquía e, incluso, construir grandes urbanizaciones con casas y jardines para ellos.

Pero el presidente Rohaní criticó de forma abierta la propuesta de enviar a refugiados sirios a zonas que distan cientos de kilómetros de las regiones de las que son oriundos. También Putin se pronunció en contra, al subrayar que “la región al este del Éufrates podrá ser estable cuando pase al control del Gobierno de Siria”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: