Las crisis en Venezuela y Nicaragua dominarán la Asamblea de la OEA

- 04 de junio de 2018 - 00:00
Un venezolano también participa en la manifestación frente a la sede de la OEA en Washington, organizada por la Alianza Democrática Nicaragüense.
Foto: AFP

El foro político más importante de la región reunirá hoy y mañana a las delegaciones de los 34 Estados miembros, todos países del continente menos Cuba. Nicaragüenses exigen que el organismo condene a administración de Ortega.

La crisis en Venezuela y Nicaragua se encamina a dominar la 48ª asamblea anual de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realizará esta semana en su sede en Washington.

La discusión sobre Venezuela, donde la reciente reelección del presidente Nicolás Maduro es cuestionada por buena parte de la comunidad internacional, ya fue decidida en una reunión preparatoria.

Pero la inclusión del tema en la agenda oficial aún debe ser aprobada, como el resto de los asuntos a tratar, al abrirse los debates hoy.

“El caso de Nicaragua no surgió en los grupos de trabajo previos, pero se espera que los países lo evoquen dado el agravamiento de la situación”, señaló un diplomático, que pidió el anonimato.

El país centroamericano está sacudido desde el 18 de abril por una ola de protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, que dejan más de un centenar de muertos en medio de una feroz represión de la fuerza pública y grupos armados que la apoyan.

La OEA, que trabaja desde 2017 en el país con miras a reformar el sistema electoral nicaragüense, anunció el viernes que acordó con el gobierno un plan de trabajo hasta enero de 2019. Pero la oposición lo cuestiona porque cree que dará “un respiro” a Ortega, y pide cambios inmediatos, incluida la salida del mandatario, en el poder desde 2007.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, duramente criticado por opositores de Ortega por esta negociación, gestionó en las últimas semanas la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como la creación de un grupo de investigación internacional sobre los hechos de violencia, que aún debe ser conformado.

Almagro, que aboga por una salida electoral a la crisis política en Nicaragua, con comicios “tan a la brevedad como se pueda”, negó que ese país esté bajo “dictadura”.

Exgobernantes de Latinoamérica y España instaron el viernes a la OEA y al Grupo de Lima, el bloque de países americanos que se opone a Maduro, tomar “medidas de urgencia” ante los “graves atentados” contra la democracia y los derechos humanos en Nicaragua.

Estados Unidos pedirá suspender a Venezuela
La situación en Venezuela ya centró las discusiones de las 2 últimas asambleas generales de la OEA -en el balneario mexicano de Cancún y en Santo Domingo- pero nunca como parte del temario.

Esta vez, Estados Unidos, que aumentó desde agosto pasado las sanciones económicas a funcionarios, exfuncionarios y entidades de la otrora potencia petrolera, aprovechará para pedir la suspensión de Venezuela de la OEA por violar su compromiso democrático.

Un funcionario del gobierno de Donald Trump anunció que el vicepresidente Mike Pence asistirá hoy a una recepción ofrecida por el subsecretario de Estado John Sullivan en la Casa Blanca con miembros de la OEA, donde llamará personalmente a las naciones afines del hemisferio a suspender a Venezuela de la organización.

Pence ya hizo ese planteo ante el consejo permanente de la OEA el 7 de mayo. Pero Washington ahora quiere que los miembros del organismo tengan el “coraje para actuar” y advirtió que tomará nota de quienes no lo hagan.

Fuentes diplomáticas estimaron poco probable que Estados Unidos consiga los votos para dar un paso así.

Venezuela, que en abril de 2017 anunció su retiro de la OEA, un proceso que tomará 2 años, estará representada por Jorge Arreaza.

La Asamblea de la OEA, el foro más importante de la región, reunirá hoy y mañana a las delegaciones de los 34 Estados miembros, todos los del continente menos Cuba.

Nicaragüenses condenan la “dictadura genocida” de Ortega
Un centenar de nicaragüenses se manifestó ayer frente a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) para pedir al organismo que condene la “dictadura genocida” del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, protagonista de una crisis que deja al menos 108 muertos.

El objetivo de los manifestantes, según la coordinadora nacional del opositor Frente Amplio por la Democracia (FAD), Violeta Granera, es pedir al secretario general, Luis Almagro, que preste la “debida atención” a Nicaragua, de la misma forma que con la crisis venezolana.

“No aceptamos que se hable solo de que hay dictadura en Venezuela y Cuba. Nicaragua es una dictadura desde hace 11 años que se ha perpetrado en el poder mediante fraudes electorales, pero que ya se ha convertido en una dictadura genocida con esas masacres de los últimos días”, afirmó Violeta Granera. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: