Correa comparó actos con el 30 de septiembre

23 de junio de 2012 - 00:00

Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, confió en que el amotinamiento policial que estalló el jueves en Bolivia por reclamos salariales no sea una maniobra inducida para derrocar a su homólogo Evo Morales.

Correa comparó ese caso con la rebelión policial que enfrentó el 30 de septiembre de 2010, también por reivindicaciones laborales.

Según el mandatario ecuatoriano, esa sublevación que dejó 10 muertos fue instigada por opositores y algunos medios para sacarlo del poder. "Ojalá allá no haya sucedido lo mismo, y si no ha sido así, ojalá no se trate de utilizar esta revuelta como aquí se la quiso utilizar: se indujo la revuelta y se trató de utilizarla para dar un golpe de Estado", sostuvo.

Correa también hizo votos por que sean "protestas honestas", aunque llamó a no engañarse, pues "los gobiernos de Bolivia, Ecuador y Venezuela están bajo constante asedio por el pecado de ser progresistas, que quieren eliminar la injusticia y no agachar la cabeza ante los poderes de siempre". "No podemos excluir que sean acciones inducidas, y si no lo son, que traten de ser utilizadas para desestabilizar al gobierno", afirmó el mandatario.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: