Coronavirus incrementa el tráfico ilegal de fauna silvestre en América Latina

- 22 de mayo de 2020 - 17:02

La cuarentena decretada en la mayoría del territorio latinoamericano para evitar la propagación del coronavirus (COVID-19) ha generado el espacio para que los traficantes de fauna silvestre saqueen las áreas naturales más importantes de la región sin mayores inconvenientes.

Esto, debido a que las autoridades han relajado sus sistemas de vigilancia y también porque los defensores ambientales permanecen aislados como parte de las medidas sanitarias.

No obstante, algunas de estas operaciones han logrado ser frustradas: el 12 de mayo, la Procuraduría ambiental mexicana decomisó 15.053 tortugas amenazadas y en peligro de extinción que iban a ser llevadas a China.

Algo similar sucedió en Colombia el 30 de abril, cuando traficantes de tortugas intentaban hacer llegar a China 2.162 de estos animales, procedentes de la Orinoquía.

En Argentina, el 25 de abril, fueron detenidos pescadores furtivos en la reserva natural Malargüe, los cuales transportaban 50 peces de diferentes especies exóticas. Y la lista continúa…

Sergio Ordaz es un defensor de tortugas golfinas en la costa sureña de Oaxaca, el epicentro del contrabando de quelonios (nombre científico para las tortugas) en México. Él asegura que “desde que empezó la pandemia se ha incrementado más el saqueo de huevos de tortuga”.

“De hecho, han vuelto las matanzas, se llevan a las tortugas, se meten al corral de anidación”, relató en una entrevista con la Agencia Anadolu.

Pese al riesgo de contraer la COVID-19, los lugareños monitorean las tortugas todas las noches y alertan a las autoridades sobre cualquier movimiento extraño. No obstante, Sergio señala que si antes del coronavirus los inspectores realizaban una mínima vigilancia, ahora esta es prácticamente nula. “Como está más enfocada la cuestión de evitar el contagio, una parte de la conservación queda desprotegida”, añade.

Biólogos especializados en fauna silvestre comentan en el Día Internacional de la Diversidad Biológica, que se celebra este viernes, que América Latina concentra el 40% de la biodiversidad a nivel mundial -como indica el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)-, por lo que si esta región ya era un foco de los “ecotraficantes” décadas atrás, ahora la pandemia hace que sea aún más vulnerable.

“América Latina representa el 40% de la biodiversidad mundial, pero sus legislaciones son bastante débiles y la efectividad en la aplicación de la ley también. Estas fallas se vienen a acentuar con la pandemia, ya que la mayoría de las fuerzas policiales están dirigidas a resolver otro tipo de problemática”, asegura el doctor Alejandro Olivera, representante del Centro para la Diversidad Biológica en México.

En esto coincide el doctor Raúl Arriaga, integrante de la Academia Mexicana de Impacto Ambiental, y quien participa a menudo en foros globales y regionales: “Ahorita lo ambiental está totalmente abandonado. Vuelve a surgir el tráfico de huevos de tortuga, de aves. Vuelve a surgir la afectación de fauna en zonas de selva (de Latinoamérica)”.

La biodiversidad en la región está compuesta principalmente por Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela, países que representan casi la mitad de la biodiversidad a nivel mundial y la cuarta parte de sus bosques, según el informe “América Latina y El Caribe: una superpotencia en biodiversidad”, del PNUD.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP