Cientos de hectáreas de bosque siguen ardiendo

02 de abril de 2012 - 00:00

Cientos de efectivos y medios aéreos intentaban ayer sofocar un fuego declarado en un parque natural de Galicia, en el noroeste de España, donde se han calcinado unas 750 hectáreas.

El incendio forestal comenzó la víspera en el parque de As Fragas do Eume (municipio de A Coruña), considerado un paraíso natural por ser uno de los últimos bosques atlánticos de Europa.

Distintas fuentes confirmaron que las llamas han quemado una vasta zona de este ecosistema protegido, que se extiende por toda la cuenca del río Eume sobre una superficie de unas nueve mil hectáreas.

De estas fragas (palabra que en gallego significa extensión de monte con mucha vegetación) destaca por su espectacularidad el cañón por el que discurre el Eume, y donde los barrancos llegan a superar los 300 metros de altura.

Veinte brigadas de bomberos, doce camiones cisternas, tres buldózers, dos técnicos y trece agentes forestales, así como más de un centenar de miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que van a ser reforzados a lo largo del día, están trabajando en las labores de extinción de ese incendio.

Estos efectivos de tierra están apoyados desde el aire por cinco helicópteros y cuatro aviones. Otros dos fuegos más se mantienen activos en Galicia, en la misma localidad de Capela, pero fuera de la zona protegida, y en el municipio de Lobios.

El martes un bombero había muerto en Galicia mientras luchaba contra otro incendio. En la vecina región de Asturias siguen ardiendo 28 incendios en 16 municipios, contra los que luchan 320 efectivos con el apoyo de ocho aeronaves.

La Asociación para la Defensa Ecológica de Galicia achacó a las “míseras políticas de conservación y a los errores de las estrategias forestales de la Xunta (Gobierno gallego”, el incendio de As Fragas do Eume.

Según esta organización, en lo que va de año ardieron más de seis mil hectáreas de monte en varios puntos de Galicia.

Por su parte, la vecina región de Asturias se afana en apagar las  igniciones forestales que todavía continúan activas en 15 municipios, contra las que luchan cientos de efectivos de la UME con la ayuda de ocho aeronaves.

Una portavoz de los servicios de emergencia asturianos afirmó que todavía no hay datos de superficie quemada, porque todos los medios aéreos están dedicados a extinguir el fuego. "Hasta que no apaguemos los fuegos, no se pondrán a perimetrar y medir", afirmó esta vocera.

España vive, según los meteorólogos, el invierno más seco desde los años 1940, lo que ha favorecido los incendios.

Según los últimos datos del Ministerio Español de Agricultura, entre el 1 de enero y el 29 de febrero el país registró 3.092 incendios forestales, un 55,3% más que la media para este período en los últimos diez años. La superficie afectada hasta esa fecha era de 13.542 hectáreas, un 24,1% superior a la media.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: