CIDH reclama justicia a Nicaragua por niña violada

- 16 de octubre de 2017 - 21:01
Foto: Referencial

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) exigió este lunes a Nicaragua resarcir el daño ocasionado a una niña que fue violada por su padre, y pidió investigar la actuación de varios funcionarios de ese país por supuestamente encubrir los hechos.

La CIDH hizo la petición durante una audiencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, que sesiona hasta el jueves en Panamá.

"La Corte Interamericana tiene hoy la oportunidad de escuchar por primera vez un caso emblemático sobre violencia y violación sexual contra una niña de tan corta edad", dijo la relatora de la causa, la panameña Esmeralda Arosemena de Troitiño, al presentar el caso en la audiencia.

"Es una ocasión crucial para que el sistema interamericano procure justicia ante una gravísima violación de derechos", añadió Arosemena, relatora de la CIDH para Nicaragua y de los derechos de la niñez.

El caso se remonta al año 2000, cuando una niña de nueve años fue violada en Nicaragua en varias ocasiones por su padre, ya fallecido.

El agresor fue detenido, pero terminó siendo absuelto por la justicia de su país.

Según las acusaciones, el Estado de Nicaragua no realizó las investigaciones de la violación con funcionarios debidamente capacitados, lo que produjo una revictimización de la pequeña, obligada a relatar en varias ocasiones su violación delante de su agresor.

Por ello, Arosemena pidió "el reconocimiento de la responsabilidad del Estado (nicaragüense) frente a una investigación sin los funcionarios idóneos".

Además, "estamos pidiendo reparación económica y garantizar algo de justicia y verdad", con el castigo a los responsables del presunto encubrimiento de la violación, añadió Arosemena a periodistas.

Durante la audiencia se denunciaron sobornos durante el juicio para favorecer al presunto violador y conductas dolosas de parte de forenses y otras autoridades que atendieron el caso, además de una supuesta influencia del padre de la niña en el pueblo donde ocurrieron los hechos.

"Todas estas situaciones lo que hicieron fue aumentar los traumas de mi niña y en ese momento no hubo una fiscalía, una procuraduría que dijera que esto no debe de seguirse haciendo", dijo la madre de la menor durante la audiencia tras un biombo negro para garantizar su anonimato.

Esta mujer, que reside ahora en Estados Unidos, acusó al papá de su hija de violencia doméstica y de llevar a casa "armas de guerra y granadas".

Además acusó a la justicia y a las autoridades nicaragüenses de criminalizar y hostigar a su familia tras las denuncias de violación.

"Me siento destrozada" porque la justicia de Nicaragua "lo que hizo fue causar más dolor del que nosotros ya teníamos" porque "trate de que alguien investigara pero no le dieron curso a ninguna de mis acusaciones", afirmó la madre entre sollozos.

La sentencia del caso será dada a conocer en las próximas semanas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: