La CIDH ordenó a Paraguay proteger a indígenas aislados

- 11 de febrero de 2016 - 12:16
Imagen de archivo.
Foto: Internet.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA ordenó al gobierno de Paraguay que proteja a un pueblo indígena aislado y en peligro de desaparición, reportó este jueves la organización Survival International.

"En lo que supone una decisión muy poco frecuente, la Comisión que integra la OEA ha exigido que las autoridades intervengan para detener a los terratenientes ganaderos que están destruyendo ilegalmente el Chaco paraguayo", remarcó Survival en un comunicado difundido en Asunción.

El Chaco, en el noroeste de Paraguay (en las inmediaciones de la frontera boliviana) es una zona de biodiversidad excepcional habitada por los últimos indígenas aislados de América fuera de la Amazonia, recordó la entidad no gubernamental con sede en Londres.

El área registra la tasa de deforestación más rápida del mundo y se estima que más de 14 millones de árboles se talan en la región cada mes.

El pueblo indígena conocido como ayoreo-totobiegosode corre un grave riesgo por la acción de terratenientes que han destruido rápidamente su tierra y han obligado a muchos de ellos a salir de su bosque, donde están muriendo de una misteriosa enfermedad similar a la tuberculosis, denunció la organización.

"Uno de los ayoreos contactados relató a Survival sobre sus familiares en aislamiento que sus parientes que salieron del monte en el año 2004 lo hicieron porque estaban muy presionados por (la deforestación de) los ganaderos", puntualizó.

"Queremos seguir usando el monte y que no se moleste a nuestros hermanos de los bosques", afirmó el testigo.

Según Survival, los pueblos indígenas aislados son los más vulnerables del planeta.

"Poblaciones enteras están siendo exterminadas por la violencia ejercida por los foráneos que les arrebatan sus tierras y recursos, y por enfermedades como la gripe y el sarampión frente a las que no tienen inmunidad", explicó.

Survival International, un movimiento global por los derechos de los pueblos indígenas, advirtió que seguirá presionando al gobierno paraguayo para que proteja la tierra de los ayoreos.

Su director, Stephen Corry, consideró alentador que la CIDH haya dado este paso. "Pero hasta que el Gobierno no adopte acciones concretas para proteger a los ayoreos y sus tierras no podremos quedarnos tranquilos", remarcó.

Observó que este pueblo indígena "ha sufrido terriblemente" en las últimas décadas.(I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: