China confirma la detención de periodista australiana por poner en riesgo la seguridad nacional

08 de septiembre 09:01

El Gobierno de China ha confirmado este martes 8 de septiembre que la periodista australiana Cheng Lei, detenida en agosto, está siendo investigada por "llevar a cabo actividades criminales que ponen en peligro la seguridad nacional", después de que otros dos corresponsales hayan abandonado el país asiático por miedo a represalias.

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, ha alegado ante los periodistas que el caso "se está tratando conforme a la ley y garantizando por completo los derechos e intereses legítimos de Cheng", que trabaja para la cadena estatal CGTN.

Las revelaciones sobre la situación de esta presentadora han salido a la luz poco después de que otros dos periodistas australianos, Bill Birtles y Mike Smith, hayan abandonado China después de que las autoridades solicitasen interrogarlos. Ambos pasaron cinco días bajo protección consular mientras Australia negociaba su salida.

El portavoz del Ministerio de Exteriores no se ha pronunciado sobre el caso de Birtles y Smith ni ha aclarado si está relacionado con el de Cheng Lei, informa la agencia Bloomberg. "China siempre da la bienvenida a periodistas extranjeros, también a aquellos contratados por medios chinos", ha defendido Zhao.

El Club de Corresponsales Extranjeros denunció el lunes que las autoridades chinas habían retrasado las renovaciones de las acreditaciones de varios periodistas extranjeros que trabajan para medios de Estados Unidos, en una aparente represalia a las medidas adoptadas en el país norteamericano contra informadores del gigante asiático. (I)