El número de países que practican la pena de muerte bajó de 37 a 22

China e Irak lideran ejecuciones

- 27 de marzo de 2014 - 00:00

El número de países que practican la pena de muerte bajó de 37 a 22

China, Irak e Irán fueron los países con mayor número de ejecuciones en el mundo durante 2013, mientras que Estados Unidos fue la única nación de las Américas donde se registraron ese tipo de muertes, de acuerdo al informe anual del organismo defensor de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) sobre la pena de muerte.

La ONG británica presentó en su sede de Londres el reporte, titulado “Pena de Muerte 2013: Un número pequeño de países dispara fuerte incremento global de ejecuciones”, en el que destacó que pocas naciones fueron a contramano de la tendencia mundial por la abolición de la pena de muerte.

“Niveles alarmantes de ejecuciones en un grupo aislado de países en 2013- principalmente de dos estados de Oriente Medio-, vieron casi 100 personas más muertas en el mundo por la pena capital comparado con el año previo, un incremento de casi el 15%”, destacó Salil Shetty, secretario general de AI.

Según AI, los asesinatos por pena de muerte en Irak e Irán fueron “vergonzosos” y agregó que esos dos países “están del lado equivocado de la historia, quedando cada vez más y más aislados”.

Shetty explicó que un pequeño número de países “perpetró la gran mayoría de estos asesinatos sin sentido auspiciados por el Estado”.

“No podrán deshacer el progreso logrado hacia la abolición de la pena de muerte”, destacó.

El informe de Amnistía ubicó a China en el primer puesto de la lista por casos de pena de muerte, aunque dijo que el número exacto de ejecuciones en esa nación sigue siendo un misterio. AI sospecha que allí mueren al año varios millares de personas por la pena capital.

En segundo lugar se ubicó Irán (con al menos 369 casos), delante de Irak (169), Arabia Saudita (79), Estados Unidos (39) y Somalia (34). Excluyendo a China, al menos 778 ejecuciones fueron realizadas en 2013, comparado con 682 en 2012.

Estados Unidos fue nuevamente el único país de todas las Américas donde se registró la pena de muerte, con el estado de Texas siendo el que más ejecuciones aprobó, un 41% del total.

Amnistía destacó también que el año pasado murieron personas por la pena capital en un total de 22 países, una nación más que en 2012. Indonesia, Kuwait, Nigeria y Vietnam retornaron al uso de la pena de muerte, subrayó el informe.

Entre los métodos más usados para las ejecuciones en 2013 estuvieron la decapitación, la electrocución, el fusilamiento, el ahorcamiento y las dosis letales de drogas.

Se registraron además ejecuciones públicas en Irán, Corea del Norte, Arabia Saudita y Somalia.

La ONG dijo que a pesar de los retrocesos en 2013 en esa área, hubo un decline continuo en el número de países que utilizaron la pena de muerte en los últimos 20 años, con avances en todas las regiones el año pasado.

Muchos países que registraron ejecuciones en 2012 no implementaron ninguna sentencia de muerte el año pasado, entre ellas Gambia, los Emiratos Árabes Unidos y Pakistán, donde las autoridades suspendieron la pena capital.

Bielorrusia también evitó autorizar ejecuciones, un hecho que hizo que Europa y Asia Central se volvieran “zona libre de la pena de muerte” por primera vez desde 2009.

Hace 22 años, 37 países implementaban la pena de muerte, en 2004 la cifra cayó a 25 y el año pasado, a 22.

“La tendencia a largo plazo es clara: La pena de muerte se está volviendo parte del pasado. Exhortamos a todos los gobiernos que siguen matando en nombre de la justicia a que impongan de inmediato una moratoria a la pena de muerte, con vistas a su abolición completa”, concluyó Shetty.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP