Los candidatos uruguayos debaten, pero sin ahondar en sus propuestas

- 03 de octubre de 2019 - 00:00
Daniel Martínez (izq.), del Frente Amplio; y Luis Lacalle Pou (der.), del Partido Nacional, en el debate presidencial.
EFE

En una puesta en escena en la que nada quedó a la improvisación Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou presentaron sus planes de gobierno. En la cita no estuvieron los otros aspirantes que participarán en la elección del 27 de octubre.

La promesa de debate electoral entre dos candidatos a la Presidencia de Uruguay en 25 años, celebrado este martes entre el aspirante oficialista, Daniel Martínez, y el opositor Luis Lacalle Pou, concluyó con sinsabores. Ambos se limitaron a exponer sus ideas, mas no a debatirlas.

“El debate es, por definición, una controversia. Pero durante la hora y media del llamado ‘debate’, hubo una pincelada de confrontación y el resto fue lo previsible”, indicó Montserrat Ramos en su análisis publicado en el diario El País.

Para Ramos, todo estuvo negociado. No hubo preguntas ni repreguntas y hasta la dinámica de quién empezaba cada bloque era un tedio repetitivo.

Los uruguayos están llamados a las urnas para las elecciones presidenciales el 27 de octubre. Si un candidato no obtiene más del 50% de los votos habrá una segunda vuelta el 24 de noviembre. El ganador de esta relevaría el 1 de marzo de 2020 a Tabaré Vázquez como mandatario del país.

Uruguay no vivía un debate entre dos candidatos desde 1994, cuando se enfrentaron Tabaré Vázquez (actual presidente), por el Frente Amplio; y Juan Andrés Ramírez, por el Partido Nacional, semanas después de que lo hicieran Vázquez y Julio María Sanguinetti (Partido Colorado), que triunfó en los comicios.

Las exposiciones
Economía, seguridad humana y convivencia, desarrollo humano y futuro son los temas que Martínez y Lacalle Pou abordaron en los cuatro bloques temáticos que tuvo la instancia.

En la cita televisada, Martínez defendió los logros del Frente Amplio durante los 15 años de Gobierno en la reducción de la pobreza (de 40% a 9%) y el cambio de la matriz energética en favor de las renovables.

Su oponente Lacalle Pou, por su parte,  basó su argumentación en atacar la gestión de los sucesivos gobiernos de Tabaré Vázquez (2005-2010 y 2015-2020) y José Mujica (2010-2015), especialmente en materia de seguridad.

Ni las relaciones internacionales ni la igualdad de género formaron parte del cara a cara. Solo Martínez aludió a la creación de un gobierno paritario y a las tobilleras para los maltratadores en la lucha contra la violencia machista.

Los otros candidatos ausentes
Este debate, pactado hasta el milímetro no estuvo exento de polémica ante la ausencia del candidato del Partido Colorado (PC), Ernesto Talvi.

El economista, que derrotó en las internas del PC al dos veces mandatario de Uruguay Sanguinetti, es tercero en las encuestas de intención de voto, por lo que se quejó por no estar presente en el “debate presidencial”.

Tampoco fue considerado para esta instancia el cuarto aspirante, el exmilitar Guido Manini Ríos, candidato por el Cabildo Abierto, pese a que los últimos sondeos lo acercan más a Talvi y a los candidatos que participaron en la cita. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: