Al menos 22 detenidos en huelga agraria en Colombia

19 de agosto de 2013 13:36

En las primera horas de la huelga del sector agrario que se desarrolla en Colombia, con apoyo de camioneros y trabajadores de la salud, para reclamar más atención y ayudas del Gobierno, se han registrado unas 22 personas detenidas, según un balance provisional de la Policía.

Veinte aprehensiones se llevaron a cabo en la carretera que comunica a las ciudades de Tuluá y Buga, en el departamento del Valle del Cauca (suroeste), y otras dos en la vía que conduce de Bogotá a Tunja (centro), dijo el director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino.

El jefe policial señaló que grupos de manifestantes pincharon las ruedas de camiones y otros vehículos e intentaron obstruir el paso, pero fueron controlados por las autoridades.

Según Palomino, también se registraron "perturbaciones" en la vía entre Pasto e Ipiales, en el sureño departamento de Nariño, fronterizo con Ecuador, pero aseguró que ya se han movilizado a ese lugar policías para "restablecer plenamente esta movilidad".

El director de la Policía añadió que en algunas zonas en las que se han registrado protestas las autoridades han encontrado logotipos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en apoyo a la huelga, y agradeció a la ciudadanía que ha denunciado infiltraciones de grupos al margen de la ley en el paro.

De otro lado, el director encargado de Seguridad Ciudadana de la Policía, general Luis Alberto Pérez, dijo que en Segovia, municipio minero del departamento de Antioquia (noreste), un grupo de personas atacó la estación de Policía, pero fueron controlados por los agentes.

Hasta el mediodía de hoy la Policía había registrado seis bloqueos en carreteras y 17 manifestaciones en todo el país.

De acuerdo con los organizadores, las concentraciones más importantes ocurren en el sur de Colombia, en los departamentos de Putumayo, Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Caquetá. También hay manifestaciones en Sucre (norte), donde los campesinos marchan hacia la ciudad de Sicelejo, y en Boyacá.

En tanto, el ministro del Interior anunció que a partir del martes recibirá a grupos de indígenas y algunos campesinos.

El 8 de agosto, la Mesa de interlocución agraria presentó al gobierno un pliego de peticiones que, según los manifestantes, no ha recibido respuesta y que incluye el establecimiento de precios de sustentación para ciertos productos y la rebaja de los insumos agrícolas.

Además, los pequeños agricultores buscan garantías para el acceso a la propiedad de la tierra, la constitución de zonas de reserva campesinas, una política favorable a los mineros artesanales y mejoras sociales en las zonas agrícolas, especialmente en cuanto a salud y acceso al agua potable.

 

Contenido externo patrocinado