El Brexit y guerras en Siria y Ucrania marcan agenda de cumbre del G7

- 25 de agosto de 2019 - 14:42
La mandataria alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, hablaron sobre la situación amazónica en una entrevista previa.
Foto: EFE

Hasta el lunes 26 de agosto de 2019, los mandatarios de Alemania, Canadá, EE.UU., Francia, Italia, Japón y Reino Unido hablarán sobre los temas que delinean el orden mundial. 13.200 policías franceses custodian la sede del encuentro.

La cumbre del Grupo de los Siete (G7) arrancó ayer con una cena informal y bajo fuertes medidas de seguridad en la ciudad de Biarritz (suroeste de Francia), donde se reunirán hasta el lunes 26 de agosto los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido.

Unos 13.200 policías y gendarmes franceses, apoyados por militares, velarán por la seguridad de los mandatarios y sus delegaciones. Las autoridades locales quieren evitar que la cumbre del G7 se vea empañada por altercados violentos.

Macron ha comenzado el nuevo curso político con una cargada agenda internacional. Tras reunirse esta semana por separado con Vladimir Putin (Rusia), Boris Johnson (Reino Unido), Kyriakos Mitsotakis (Grecia) y Narendra Modi (India), es el anfitrión del G7 en esa ciudad costera.

El mandatario francés está intentado posicionarse en la escena internacional como el nuevo líder europeo en una Unión Europea post Brexit y post Angela Merkel.

La presidencia del G7, en estos momentos en manos de Francia, buscará formas de combatir la desigualdad en el mundo. El cambio climático, la biodiversidad y los océanos también están en el programa oficial de la reunión.

El presidente francés quiere hablar en la cumbre del G7 de los incendios en el Amazonas, que calificó de “crisis internacional”.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acusó a Macron de tener “una mentalidad colonial” por querer que el G7 aborde este asunto sin invitar a la reunión a Brasil y otros países amazónicos.

Por su parte, el presidente francés acusó a su homólogo brasileño de “mentir” en la cumbre del G20 de Osaka de junio acerca de sus compromisos sobre el cambio climático y anunció que, en esas condiciones, Francia se opone al acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur.

Sobre la mesa de la reunión del G7 también estarán algunos de los asuntos internacionales más calientes: el Brexit, Irán, la guerra de Siria y la de Ucrania.

El encuentro probablemente pondrá de manifiesto las tensiones existentes entre Estados Unidos, por una parte, y los otros seis miembros del G7 en cuestiones como el cambio climático, el comercio internacional o Irán.

El inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, anunció en mayo que su país se retiraba del acuerdo nuclear firmado en julio de 2015 entre Irán y las grandes potencias internacionales.

Estados Unidos también se ha salido del Acuerdo de París contra el cambio climático, del que Macron es un firme defensor.

Trump hizo un llamamiento para que Rusia volviese al G8, pero Macron le advirtió que eso depende de Moscú y de si hay progresos en la crisis ucraniana.

Moscú fue expulsado del G8 en marzo de 2014 tras haberse anexionado ilegalmente la península de Crimea. La Unión Europea le impuso sanciones económicas.

Macron propuso el lunes la celebración de una cumbre en “las próximas semanas” entre Rusia, Ucrania, Alemania y Francia para avanzar en una solución a la crisis ucraniana. Todavía es pronto para saber el formato que tendría esta reunión y si llegará a celebrarse.

Francia y Estados Unidos también se enfrentarán en la reunión por la llamada tasa Google. (I) 

------------------------------------------------

Incendio en la Amazonía entra en los diálogos

→Los incendios que arrasan desde hace varios días la selva amazónica, el “pulmón del planeta” se impusieron en la agenda de la cumbre.

Macron, Johnson y la canciller alemana, Angela Merkel, reprocharon su “inacción” al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, y decidieron abordar en la cumbre esta cuestión, que consideraron “una crisis internacional”.

“Intentaremos movilizar a todo el mundo para recaudar fondos para reforestar lo más rápido posible”, dijo Macron en una entrevista con el sitio web Konbini.

El presidente francés, quien puso la agenda climática “en el centro de este G7”, quiere obtener compromisos por parte de los líderes --incluido Trump, escéptico con el cambio climático-- de cara a la cumbre medioambiental de Naciones Unidas en septiembre.

Mientras tanto, Bolsonaro confirmó en cadena nacional, la noche del viernes, que movilizará al Ejército a las regiones amazónicas para intentar atajar los incendios, que en 2019 se han intensificado respecto del año anterior.

El mandatario aprovechó el breve mensaje para defender sus políticas ambientales y afirmó que los incendios forestales “existen en todo el mundo” y que eso “no puede ser pretexto para sanciones internacionales” ante las amenazas vertidas por líderes europeos. El mandatario brasileño acusó a Macron de intentar bloquear el acuerdo de la Unión Europea con el Mercosur. Según Bolsonaro, Brasil “tiene una ley ambiental moderna”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: