Brasil garantiza apoyo para que la UE supere la crisis

05 de octubre de 2011 - 00:00

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, aseguró ayer a la Unión Europea (UE) que puede contar con su país para salir de la crisis, y advirtió de nuevo  a los europeos que por experiencia propia, un aumento de medidas de austeridad equivale a más desempleo y desigualdad social.

La mandataria señaló que es fundamental la coordinación política de los países para enfrentar la crisis de deuda en una rueda de prensa conjunta con el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en el último día de la V cumbre Brasil-UE.

Rousseff informó que los ministros de Economía de Unasur se reunirán en los próximos días para coordinar sus posiciones, de cara a la cumbre de los países emergentes e industrializados del G20, en   Cannes los próximos 3 y 4 de noviembre.   “La adopción sólo de medidas de austeridad no tiene ningún sentido”, tal como lo demuestra la “experiencia latinoamericana en décadas pasadas”, aseguró.

La respuesta de la Unión Europea no tardó en llegar. “Hacemos mucho más que imponer medidas de austeridad”, dijo Van Rompuy durante un Foro empresarial UE-Brasil. “Hemos logrado la convergencia de 17 democracias, 17 economías, esto no ha sido fácil. Pese a ello, hemos hecho lo que debíamos hacer, aunque sabemos que debemos hacer más”, señaló el dirigente europeo”. El contagio es demasiado peligroso”, advirtió.

Los dirigentes de la UE han diseñado planes radicales para salir de la recesión, que incluyen drásticas medidas de austeridad para los países en dificultades, sobre todo para Grecia, pero también en España, cuarta economía europea.  

Mientras tanto, los mercados europeos volvieron a cerrar con pérdidas ayer por la creciente incertidumbre sobre Grecia, mientras la crisis de la deuda está a punto de cobrarse una primera víctima: el banco francobelga Dexia.  La entidad francobelga, que escapó a la bancarrota en la crisis financiera de 2008, anunció medidas que podrían llevarle a su desmantelamiento, lo que provocó que sus acciones perdieran 22,46%, por debajo de un euro. 

El ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, afirmó,  por su parte,  que Grecia cuenta con fondos hasta mediados de noviembre para cubrir sus obligaciones, pero puede tener dificultades en cumplir con sus nuevos objetivos de reducción del déficit.

En las Bolsas, el parqué griego cayó 6,28% alcanzando su nivel más bajo en 18 años; Fráncfort perdió 2,98%; París 2,61%; Londres 2,58%; Milán 2,72% y Madrid 1,54%. AFP/EFE

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: