Bolsonaro se somete a un segundo examen de coronavirus

17 de marzo de 2020 15:35

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se sometió a un segundo examen para detectar coronavirus. La prueba fue recomendada por los médicos pese a que un primer análisis que le realizaron la semana pasada dio negativo.

Fuentes oficiales explicaron que, una vez tomadas las muestras necesarias, el mandatario se dirigió al Palacio presidencial de Planalto para continuar con sus actividades habituales.

Bolsonaro estuvo la semana pasada en Miami, donde incluso fue recibido por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y la mitad de las 30 personas que integraron la comitiva y regresaron con él, en el mismo avión oficial, ha dado positivo para el coronavirus.

Las muestras para el primer examen le fueron tomadas a Bolsonaro el pasado jueves 12 de marzo de 2020, un día después de su regreso, por lo que se teme que el eventual período de incubación de la enfermedad pudiera no haberse completado para ese momento.

Aunque el resultado de este nuevo examen es esperado para este miércoles, el presidente, de 64 años, aún no ha suspendido sus actividades ni se ha puesto en una cuarentena preventiva, como ha recomendado el propio Gobierno a través del Ministerio de Salud.

Minimiza la pandemia como "histeria"

Pese a los cuidados adoptados, Bolsonaro ha insistido en minimizar los efectos de la pandemia, al punto de que afirmó este mismo martes (17.03.2020) que las medidas adoptadas por gobernadores brasileños en la lucha contra el nuevo coronavirus están marcadas por "cierta histeria" perjudicial para la economía.

"La economía estaba yendo bien, pero ese virus trajo cierta histeria. Hay algunos gobernadores que, a mi entender, y puedo estar equivocado, están tomando medidas que van a perjudicar mucho nuestra economía", dijo Bolsonaro en una entrevista con Radio Tupi, de Rio de Janeiro.

El estado de Rio y la ciudad de Sao Paulo, donde este martes se anunció la primera muerte debido a la pandemia, decretaron el estado de emergencia para contener la propagación del covid-19, restringiendo los servicios comerciales y el uso de los transportes públicos.

Brasil tiene algo más de 200 casos de coronavirus, pero las autoridades prevén una intensificación de la pandemia en las próximas semanas. Según las autoridades sanitarias, todas las personas mayores de 60 años deben permanecer "aisladas" como medida de prevención, ya que integran uno de los llamados "grupos de riesgo".

Contra aislamiento recomendado

El presidente de ultraderecha ya había calificado de "histéricas" las respuestas globales a la pandemia y el domingo salió a palmear y sacarse selfies con decenas de partidarios, pese a que varios miembros de la delegación que lo acompañó a Estados Unidos del 7 al 10 de marzo fueron diagnosticados positivos.

El ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, le había recomendado el aislamiento, en espera de concluir los tres tests previstos. Pero Bolsonaro dijo a Radio Tupi que el fin de semana hará una "fiestita" de cumpleaños. "Cumplo 65 dentro de unos días. Vamos a tener una fiestita tradicional, porque yo cumplo el 21 y mi esposa el 22. Son dos días de fiesta aquí", anunció.

La complicidad expresada por Bolsonaro con los manifestantes que el domingo salieron a las calles para criticar al Congreso y a la corte suprema acentuó el malestar de muchos de sus aliados conservadores que apoyaron su elección en 2018.

La diputada de la asamblea regional de Sao Paulo Janaina Paschoal, una de las autoras del pedido de impeachment que derivó en la destitución en 2016 de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, pidió el lunes que Bolsonaro renuncie y deje el cargo al vicepresidente Hamilton Mourao.

La actitud de Bolsonaro el domingo "es un crimen contra la salud pública. Ese señor tiene que salir de la Presidencia de la República (...) dejar que Mourao conduzca al país (...). Las autoridades tienen que unirse para apartarlo del poder", declaró Paschoal. (I)

Contenido externo patrocinado